Blog
10 trucos para cuidar de tus defensas en primavera

10 trucos para cuidar de tus defensas en primavera

Nomen      11/04/2016

Con la entrada de la primavera nuestro sistema inmunológico debe enfrentarse a numerosos retos. A menudo nos sentimos más cansados y llegan las molestas alergias primaverales. Por eso, es muy importante que preparemos nuestro cuerpo para la llegada de esta estación y, ¡qué mejor manera que cuidando nuestras defensas! Para ello, debemos empezar cuidando nuestra alimentación, es decir, seguir una dieta equilibrada y variada que nos aporte todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. También es importante realizar ejercicio físico y dormir bien por las noches. ¿Os animáis a poner todo esto en práctica con estos 10 consejos para cuidar tus defensas? Ahí van:

1. Haz ejercicio físico: es importante realizar ejercicio durante todo el año, pero en esta época en la que nos sentimos más cansados se convierte en una actividad a tener en cuenta durante la semana dado que estimula nuestro metabolismo. ¿No tienes tiempo y necesitas ideas? Camina o corre media hora al día, desplázate en bicicleta o andando y aprovecha el fin de semana para escaparte con los tuyos a hacer alguna excursión o un paseo agradable por la mañana.

2. Descansa: resulta muy beneficioso dormir correctamente, las horas adecuadas (es decir, una media de 8 horas diarias) y hacerlo, si es posible, en el horario que toca. De esta manera, nuestro cuerpo podrá descansar adecuadamente, recuperarse del estrés diario y coger fuerzas para afrontar el día siguiente con vitalidad. También es importante respetar la luz solar y las horas de sueño ya que, el ciclo del sueño está regulado por la hormona melatonina cuya liberación se produce como respuesta a la oscuridad. Si no respetamos este ciclo, nuestro sueño se puede ver alterado despertándonos menos descansados, cosa que puede afectar a nuestro sistema inmunológico y a nuestro cerebro, pudiendo dificultar el desempeño de las funciones más básicas.

3. Come carbohidratos: los encontramos en los cereales como el pan, la pasta o el arroz y en tubérculos como la patata. Su función principal es la de aportar energía al cuerpo. Si los consumimos integrales, además, aportaremos más fibra a nuestra dieta y esto ayudará a que nuestra flora intestinal esté en buen estado y realice sus funciones correctamente. ¿Sabías que el 70% de nuestras defensas se encuentran en nuestro intestino?

4. Toma proteína en cada comida: las proteínas tienen también un papel fundamental en nuestro organismo y una ingesta baja de este nutriente puede comprometer nuestro sistema inmunológico ya que éste necesita proteínas para fabricar anticuerpos y otras sustancias clave de nuestras defensas. ¡Toma cada día alimentos ricos en proteínas como pescados, legumbres o carnes para que tu sistema inmunológico funcione a todo gas!

5. No dejes las grasas de lado: es cierto que el consumo elevado de grasas saturadas se asocia con enfermedades cardiovasculares, diabetes u obesidad, pero no debemos olvidar que existen grasas saludables (como las grasas omega 3 o el ácido oleico) que hacen todo lo contrario y ayudan al cuerpo en numerosos procesos internos. Añade estas grasas saludables a tu dieta con alimentos como los frutos secos, semillas, pescado azul y aceite de oliva virgen. Puedes usar este aceite a diario tanto para aliñar como para cocinar tus platos.

6. Sigue las 5 raciones al día: es importante consumir cinco raciones de fruta y verdura al día (tres piezas de fruta y dos platos de verdura, por ejemplo) para asegurar un aporte adecuado de vitaminas y minerales en nuestra dieta. Estos nutrientes son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y también de nuestro sistema inmunológico. Toma al menos una pieza de fruta cítrica o una ración de frutos rojos (fresas, frambuesas, moras…) y verdura cruda (ensaladas, gazpacho, licuados…) al día ya que contienen mayor cantidad de vitamina C, que actúa como un antihistamínico natural ayudando a aliviar la congestión nasal provocada por las alergias.

7. ¡Apúntate al yogur! Toma un yogur al día para ayudar a tus defensas. Los yogures proporcionan probióticos, bacterias lácticas beneficiosas para nuestro organismo que forman parte de nuestra flora intestinal ayudando a que nuestro sistema inmunológico se mantenga en buen estado.

8. Sigue una dieta rica en fibra: la fibra se encuentra en los alimentos de origen vegetal como las verduras, las hortalizas, las legumbres y los cereales integrales, como el Arroz Integral. Su consumo no solo ayuda al tránsito intestinal sino que, como ya hemos comentado, además sirve de comida para los probióticos y, consecuentemente, cuida tus defensas.

9. ¡Hidrátate! Es vital para nuestra salud estar bien hidratado y más con lo calurosa que llega esta primavera. Además, no esperes a tener sed pues eso quiere decir que tu cuerpo ya está deshidratado. Un buen truco es llevar siempre una botella de agua contigo. Otras maneras saludables de hidratarte es con infusiones, licuados y otros líquidos bajos en azúcar y/o grasa.

10. ¡Empieza ya! No esperes a sentirte cansado o con falta de energía para empezar a cuidar tus defensas. Si empiezas ahora, evitarás el malestar y vivirás esta primavera con vitalidad. ¡Tus defensas trabajan para protegerte y para que puedas pasar el día a día con energía!

¡Mima tus defensas y disfruta a tope de esta primavera!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *