Blog
29 de septiembre, Día Mundial del Corazón

29 de septiembre, Día Mundial del Corazón

Nomen      22/09/2017

Hoy, en motivo del Día Mundial del Corazón, queremos contarte algunos consejos para cuidar tu salud cardiovascular y prevenir este tipo de enfermedades. Actualmente, las enfermedades cardiovasculares son, desafortunadamente, la principal causa de muerte en el mundo. No obstante, la mayoría podrían evitarse actuando sobre los factores de riesgo.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos. La ECV está precedida por un largo periodo latente donde no hay síntomas, lo cual es una oportunidad para realizar acciones de prevención.

Factores de riesgo

Existen varios factores que influyen en la salud de nuestro corazón. Algunos, como la edad o el género, no se pueden modificar, pero muchos otros los podemos controlar con nuestro estilo de vida:

– Tabaquismo

– Obesidad

– Dieta (mala alimentación)

– Hipertensión arterial

– Diabetes mellitus

– Hipercolesterolemia

Las causas más importantes de problemas cardiovasculares son una dieta poco saludable, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo excesivo de alcohol.

Pequeños cambios pueden marcar la diferencia

No hace falta dar un vuelco a tu vida, hay algunos pequeños cambios que puedes hacer en tu vida diaria que pueden ayudar mucho. Entonces, ¿qué cambios puedo hacer en mi estilo de vida para cuidar la salud de mi corazón?

Alimentación

Como ya sabes, la dieta es un factor fundamental en la salud del cuerpo, una alimentación saludable es clave para la prevención de muchas enfermedades.

– Cuando hablamos de salud cardiovascular, es especialmente importante prestar atención a las grasas, el azúcar y la sal que consumimos. Lo más importante es recordar que no todas las grasas son malas. Debemos limitar el consumo de aquellas que son saturadas y trans, ya que incrementan la acumulación de colesterol en las arterias y propician la obesidad. La grasa saturada se encuentra principalmente en aquellos alimentos que son fritos o “comida basura”, así como en muchos productos de pastelería y bollería industrial, entre otros.

– ¿Y los carbohidratos? Al igual que pasa con las grasas, debemos priorizar un tipo, en este caso, los hidratos de carbono complejos, que son absorbidos más lentamente por nuestro cuerpo. Algunos ejemplos de alimentos ricos en carbohidratos complejos son el arroz, la pasta, la quínoa o la patata, entre otros. Por otro lado, es importante moderar el consumo de azúcar de la dieta. Evita aquellos productos que contengan grandes cantidades de azúcar simple, como los productos de bollería industrial, algunas bebidas carbonatadas o los caramelos y golosinas, así como añadirlo a tus comidas en yogures, café, té, etc.

– Moderar el consumo de sal de nuestra alimentación diaria también resulta muy positivo para nuestra salud. Un truco para disminuir su consumo es aderezar tus comidas con especias, ¡sé creativo y usa aquellas que más te gusten!

En general, una dieta saludable debe ser variada y marcada por la presencia de frutas y verduras, legumbres, lácteos, cereales integrales, huevo, pescado y carnes magras, preferiblemente carnes blancas como el pollo o el pavo y grasas saludables como el aceite de oliva virgen, el aguacate o los frutos secos.

Actividad física

No olvides que una buena alimentación tiene que ir de la mano de la actividad física. Si eres una persona que no está acostumbrada a hacer mucho ejercicio, empieza poco a poco. Usa bicicleta para ir al trabajo, bájate una parada antes del autobús y camina un trocito más, o bien, sube por las escaleras en vez de por el ascensor. Poco a poco irás haciendo tu vida un poco más dinámica. Hay infinidad de opciones diferentes que puedes realizar para mantenerte activo, así que busca la que más te guste y ¡adelante!

 

El corazón es el motor de tu cuerpo. Pon en práctica estos consejos y verás que notarás un cambio muy positivo. ¡Cuídalo y cuídate!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *