Rollito de pollo al vapor con verduras, arroz integral y crema de judias verdes

Sergio Benito Hernandez
(Móstoles) Madrid

Rollito de pollo al vapor con verduras, arroz integral y crema de judias verdes
De 20 min a 1h
Primer plato
De 3 a 4 personas
Dificultad mediana

INGREDIENTES

300 grs de arroz NOMEN
2 tomates pera
1 vaso de vino blanco
Una sepia
1/2 pimiento verde
Aceite de oliva virgen extra
250 grs de gambasv
1 litro de caldo de pescado
3 dientes de ajo
1/2 cebolla
3 sobres de tinta de calamar
Sal

ELABORACIÓN

En primer lugar pondremos una olla vaporera con agua a cocer con sal y tapamos. Cortamos la berenjena en juliana fina y la salteamos con un poco
de aceite y sal. La espinaca podemos o bien saltearla rápidamente en una sartén caliente con una gota de aceite o bien podemos cocerla brevemente
durante menos de un minuto en agua hirviendo con sal, la escurrimos bien y reservamos.

Abrimos bien la pechuga de pollo en un filete lo más fino posible que podamos ( podéis pedírselo a vuestro carnicero de confianza que os los prepare).
salpimentaremos por ambas caras, untaremos con la mostaza antigua y espolvoreamos unos granillos de almendra cruda. Colocamos la berenjena
en el medio de la pechuga y las espinacas sobre un film transparente, Colocamos la pechuga enrollada sobre las espinacas y con ayuda del papel film
vamos apretando hasta obtener un rollito bien prieto de pollo con toda la espinaca cubriendo la superficie y la berenjena en su interior.

Cuando el agua de la vaporera esté hirviendo en el agua pondremos la quinoa que se cocerá en unos 15 minutos y en la zona de vapor arriba ponemos
el rollito de pollo que con 15 minutos exactos se queda perfecto de cocción. dejamos entonces la quinoa y el pollo cociéndose.

Ponemos en un cazo pequeño agua a hervir con una pizca de sal, limpiamos las judías verdes de puntas y de hebras y las cortamos en juliana, las ponemos
a cocer en el agua que teníamos cociendo en el cazo pequeño hasta que estén blandas, reservamos unas tiras de judías para decorar, retiramos
un poco del agua si tuviera mucha y trituramos con la batidora, rectificamos de sabor con sal y pimienta blanca e incorporamos con ayuda de una varilla
un chorrito de aceite de oliva virgen extra, reservamos en caliente.

Pasados los 15 minutos escurrimos la quinoa y sacamos el rollito de pollo. La quinoa la rectificamos de sabor añadiendo un poco de sal, pimienta
blanca molida y aceite de oliva. El rollito de pollo lo cortamos con cuidado en medallones gruesos.

Con los medallones ya cortados os propongo dos versiones. Una es servirlos tal cual salen de la cocción al vapor que es la versión más sana y la
segunda que es empanarlos en una mezcla de pan rallado, almendras en granillo y sésamo, friéndolos en abundante aceite caliente con lo que conseguiréis
una capa crujiente y llena de sabor con un corazón jugoso y potente debido a la mostaza y la berenjena. ¡Probad las dos y veréis como cambia el resultado con el mismo producto!

¡Compártelo!