Blog
¿Conoces las propiedades de la castaña?

¿Conoces las propiedades de la castaña?

Nomen      09/10/2017

La castaña es uno de los alimentos más representativos del otoño. Por estas fechas empezamos a encontrar por las ciudades y pueblos algunos puestos donde venden papelinas de castañas recién asadas, ¡y que bien sientan!

Las castañas son un fruto seco, aunque menos habituales que, por ejemplo, las avellanas, almendras o nueces. No obstante, son un alimento muy rico y nutritivo. De hecho, constituían la base de la alimentación en Europa hasta que llegaron la patata y el maíz, que fueron perdiendo cada vez más protagonismo. Actualmente las castañas se comen mayoritariamente asadas como picoteo, especialmente en otoño.

¿Conoces sus beneficios?

¿Por qué decimos que es un fruto seco peculiar? A diferencia de los otros, la composición de la castaña se acerca más a la de los cereales ya que, aproximadamente un 80% de su energía proviene de los carbohidratos (gran parte de ellos complejos) y no de las grasas. Además, prácticamente un 50% de su composición es agua. Es por eso, que, al contrario de lo que cree mucha gente, es bastante más baja en calorías que los otros frutos secos. No obstante, la ración recomendada es de unos 20-30 gramos, así que no debemos abusar. También cuenta con una buena cantidad de fibra soluble, que puede ayudar a aquellas personas que sufren estreñimiento, contribuyendo a regular su tránsito intestinal.

También contiene cantidades destacables de vitamina E, que cuenta con efectos antioxidantes beneficiosos para nuestro organismo y vitaminas del grupo B. Así mismo, es buena fuente de potasio.

¿Cómo puedes tomar la castaña?

Consumiendo la castaña cruda conserva mejor todas sus propiedades, no obstante, puede resultar un poco indigesta para algunas personas. En nuestra sociedad, es mucho más común consumirla asada o hervida. También se puede usar en purés o postres como el “marron glacé” típico de la Navidad.

Puede servir como un tentempié a media tarde o puedes hervirla y hacer un puré, que puede ser un perfecto acompañamiento para muchos platos.

¡Te apetece conocer alguna receta rápida y saludable? ¡Te proponemos 3!

1. Crema de castañas y cacao

Un sustituto muy saludable para las típicas cremas de chocolate que podemos encontrar en los supermercados. Solo necesitas hervir las castañas y pelarlas. Luego mezclar las castañas, añadir una cucharadita de cacao en polvo desgrasado y una cucharadita de aceite de oliva y triturar todo bien hasta conseguir una textura cremosa. También puedes añadir un poco de leche para conseguir un sabor más suave.

2. Salteado de coles de Bruselas asadas con castañas y jamón

Puede que el nombre de “coles de Bruselas” no te resulte especialmente apetecible, pero esta preparación te sorprenderá.  Lava y corta las coles de Bruselas en dos mitades, luego pica unas chalotas y rehógalas a fuego medio-bajo en una sartén apta para horno hasta que estén trasparentes. Añade las coles, las castañas, ½ vaso de caldo de pollo y remueve bien.  Finalmente mete la sartén en el horno (precalentado a 200ºC) durante unos 20-25 minutos, removiendo a media cocción.

3. Crema de castañas

Para preparar esta receta puedes optar por usar caldo de verduras o elaborar el tuyo propio. Si optas por la segunda opción, añade en una cazuela con agua, dos ramas de apio, una cebolla y un puerro y deja hervir a fuego medio durante una hora. Luego incorpora las castañas peladas y deja unos 10 minutos más. Finalmente, tritúralo todo hasta conseguir una textura suave y homogénea. También puedes añadir un toque de nata liquida para suavizarlo un poco.

Ahora que ya conoces todas las propiedades de la castaña, anímate a preparar unos platos estupendos y aprovechar todo lo que te ofrece.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *