Blog
¿Cómo controlo mi alimentación durante las fiestas?

¿Cómo controlo mi alimentación durante las fiestas?

Nomen      11/12/2017

Para la mayoría de nosotros, pensar en Navidad es pensar automáticamente en comida. Y no se trata de eliminar ninguna de estas costumbres, sino de aprender a comer y beber con moderación. Que las fiestas no se conviertan en la excusa perfecta para no tener en cuenta nada sobre nuestra alimentación. Son un buen momento para poder relajarnos y disfrutar de la comida, pero con salud.

¿Cómo podemos hacerlo?

1. Controlar las raciones

No hace falta renunciar a los platos que más nos gustan y que llevas todo el año esperando. Es tan fácil como controlar las raciones. En vez de comernos un plato a rebosar, podemos coger un trozo más pequeño y acompañarlo de una sabrosa ensalada. Un truco muy práctico para estos casos es utilizar un plato más pequeño. El efecto visual al ver el plato lleno hará que te dé la sensación de que has comido más.

2. Aperitivos saludables

¡Saca el chef que llevas dentro! Los aperitivos son uno de los momentos en que más comemos, al ser porciones pequeñas. Vas comiendo sin darte cuenta y puedes llegar a hacer un gran consumo. ¿Qué te parecería hacerlo sin preocuparte? Hay muchas opciones de aperitivos saludables, pero igual de buenos y que pueden ir perfectos para estas ocasiones. Por ejemplo, substituir el paté por un hummus tricolor, de garbanzos, remolacha y pimientos. ¡Súper resultón y riquísimo! O hacer unas brochetas de mozzarella con tomates cherry o unos montaditos con queso y salmón ahumado… Hay infinidad de opciones adaptadas a todos los gustos y que seguro triunfarán.

3. Moderar la bebida

Ten  siempre agua encima de la mesa. Si te gusta el vino o el champán no hace falta que renuncies a él, cabe recordar que es una ocasión especial. Pero siempre hay que combinarlo con agua y reducir el consumo de otras bebidas. Así estarás cuidándote más. No obstante, recomendamos eliminar las bebidas azucaradas y carbonatadas. ¡Puedes hacer una limonada casera como alternativa!

4. ¡Los postres!

Uno de los momentos más críticos son los postres. Ese momento en que, después de pensar que no podíamos comer nada más, aparece la gran bandeja con turrones y polvorones, entre otros manjares. Nomen te ofrece recetas de postres para estas navidades. No hace falta renunciar a estos placeres, pero una muy buena idea es servir menos cantidad de estos alimentos y preparar una gran bandeja de fruta. Puede que no sea una idea muy atractiva, pero si cortas la fruta en trozos y la colocas haciendo pinchitos o con una variedad amplia de colores, seguro que triunfarás. Además, los cítricos ayudarán a que no te sientas tan lleno después de comer. También se pueden hacer turrones caseros sin azúcar, añadiendo algunos edulcorantes naturales como por ejemplo los dátiles.

5. Ejercicio

No hay que olvidarse de practicar ejercicio durante las fiestas pues es un muy buen momento para compensar un poco los excesos de estos días haciendo un poco de ejercicio. Una buena idea es salir a dar un paseo y disfrutar del ambiente que se respira en las calles por estas fechas, con las luces de Navidad. También puedes ir a respirar un poco de aire fresco al lado del mar o por alguna ruta sencilla en el monte. Salir a andar unos 30 minutos diarios es muy recomendable, además te ayudará a no sentirte tan pesado después de las comidas familiares.

¡Ahora con estos trucos, ya puedes disfrutar de unas fantásticas fiestas navideñas con salud!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *