Blog
Cuida la piel y el cabello a través de tu alimentación

Cuida la piel y el cabello a través de tu alimentación

Nomen      08/02/2016

La piel es el tejido más visible y extenso que define, limita y protege a cada persona. Se caracteriza por ser el mayor órgano del cuerpo y vive en estrecha relación con todo el organismo. Su salud, aspecto y resistencia depende directamente del estado de los órganos internos y de todo el metabolismo en general. Por lo tanto, no es de extrañar que si queremos que luzca en su máximo esplendor, debamos cuidarla desde el interior, entre otros, a través de la alimentación.

La piel y el cabello están en constante renovación, de hecho se sabe que nuestra piel se regenera cada 28 días y que cada año nuestra cabellera crece de media unos 12,5 cm.  Esta regeneración continua, implica un aporte importante de sustancias para la formación de las nuevas células, destacando sobre todo: las proteínas, los ácidos grasos mono y polinsaturados, la vitamina A, los carotenos, la vitamina C, el zinc y las vitaminas del grupo B. ¡Vamos a ver en qué alimentos  las encontramos!

Nutrientes beneficiosos para tu piel y cabellos:

Proteínas: por término medio, una persona adulta necesita 0,8 g de proteínas por kilo de peso al día, siendo las necesidades más altas en niños y adolescentes, mujeres embarazadas y en otras condiciones de alta demanda (deportistas o algunas situaciones médicas, por ejemplo). Una dieta baja en proteínas es un factor de envejecimiento cutáneo que potencia la fragilidad de la piel.  Consumir alimentos ricos en proteínas, como por ejemplo carne, pescado, huevos, marisco, frutos secos y legumbres, y repartirlos durante el día, es imprescindible para una buena regeneración cutánea y capilar. Recordad que si combinamos un cereal, como es el arroz, con una legumbre, conseguimos una proteína de igual valor biológico que los alimentos nombrados anteriormente.

Ácidos grasos mono y poliinsaturados: el consumo de alimentos como el aceite de oliva, el aguacate, las aceitunas, los pescados azules o los frutos secos son imprescindibles para mantener una piel bien estructurada e hidratada.

La vitamina A y los carotenos: la vitamina A ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y las mucosas. Pescados blancos y azules junto con los huevos serán una de las fuentes más adecuadas para la piel y el cabello de esta vitamina. El beta-caroteno, precursor de la vitamina A en el organismo, es abundante en las verduras de hoja verde y de coloración rojo-anaranjado-amarillento.

La vitamina C: una de las principales funciones de la vitamina C es la de su papel antioxidante y por tanto, protector de todas las células. Además interviene en la producción de colágeno, una proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de las frutas y verduras frescas y crudas.

El zinc: el zinc se encuentra en mayor proporción en la piel, el cabello y las uñas que en cualquier otra parte del cuerpo, y su carencia puede ocasionar caída de cabello o falta de crecimiento del mismo. Además, favorece la formación de nuevas proteínas (regeneración celular), favoreciendo el buen estado de la piel y las mucosas. Abunda sobre todo en: carnes, pescados, huevos, cereales integrales (cómo el arroz integral Nomen), legumbres, levadura de cerveza, frutos secos y quesos.

Vitaminas del grupo B: actúan sobre el estado de la piel, cabello, mucosas e intervienen en los procesos de renovación celular, entre otras funciones. Las principales fuentes son: carnes, cereales integrales, pescado, huevos, levaduras, germen de trigo y lácteos.

Seguir una dieta equilibrada, variada y suficiente que asegure las dosis correctas de todos estos nutrientes permitirá mantener una piel y un cabello en perfecto estado de salud y belleza.  ¡Siente la salud en tu piel y en tu cabello!

Alimentos_interes_cast
¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *