Blog
Cuida tu alimentación, también en verano

Cuida tu alimentación, también en verano

Nomen      28/08/2017

Con la llegada del verano, y con él las vacaciones, es más fácil que, sin querer, dejemos un poco de lado la alimentación saludable. ¡No dejes que el verano sea un impedimento para seguir cuidándote! En este artículo te damos unos consejos que esperamos te resulten muy prácticos para ayudar a cuidarte durante esta época del año. Cuida tu alimentación, ¡también en verano!

La ensalada, la gran aliada del verano

Las ensaladas son un plato muy recurrente en verano. Una comida fresca, sencilla y rápida de preparar. Hay infinidad de opciones diferentes para elaborarlas, ya sea con lechuga, ensalada de lentejas, de pasta o de garbanzos… ¡Deja volar tu imaginación y saca el artista que llevas dentro!

Puedes tomarla como primer plato o plato único, cosa que te resultará muy útil si quieres llevarla en un tupper a la playa. ¡Solo tienes que hacer una buena combinación con los alimentos que necesitas para que sea completa! Añadiendo carbohidratos complejos (pasta integral, legumbres, quinoa…), verduras u hortalizas, y proteína (atún, salmón, pollo, pavo…). También puedes darle un toque más crujiente a tus ensaladas añadiendo algunos frutos secos o semillas.

Si te la llevas a la playa, evita ponerle huevo o cualquier salsa a base de huevo, ya que el calor puede estropearlo fácilmente.

¿Cómo aliñarla?

Para aliñar tus ensaladas u otras recetas, lo más recomendable es no abusar de las salsas prefabricadas y copiosas que, aparte de poco saludables, pueden resultar pesadas durante el verano. Puedes hacer una vinagreta con aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta para dar un sabor especial. También puedes optar por zumo de limón o naranja para dar un toque ácido que también combina fenomenal con muchas ensaladas.

Si eres de sabores más atrevidos, puedes hacer una salsa de yogur casera, usar salsa de soja… ¡Imaginación al poder!

Para los amantes del gazpacho

Si te gusta el gazpacho, sabes que es un plato que no puede faltar en esta época del año. Al estar hecho básicamente de verduras y hortalizas es una opción súper nutritiva y fresquita como primer plato, así que ¡aprovéchalo y disfruta de sus propiedades sin renunciar a un gran sabor!

¿Demasiado calor para hacer deporte?

Es verdad que, con este calor, hay horas del día en las que no es muy recomendable salir a la calle a correr, por ejemplo, pero no dejes que el calor se convierta en una excusa para no mantenerte activo.

Hay muchas opciones al alcance de todas las posibilidades. Hacer alguna excursión a la montaña o hacer ejercicios en la piscina: ¡es tu oportunidad para probar una clase de aquagym! Usa menos el coche y aprovecha el buen tiempo para salir a dar un paseo. Eso sí, no olvides salir en aquellas horas que el sol es menos intenso y usar protección solar siempre que salgas a la calle.

Mantente bien hidratado

Es imprescindible mantener una buena hidratación, sobre todo en esta época del año. Cuando te apetezca alguna bebida fría, intenta evitar aquellas opciones más recurrentes como las bebidas carbonatadas y/o azucaradas. Elige opciones más saludables e igual de refrescantes como una limonada casera, un té frio o agua a la que puedes añadir frutas para darle un toque especial.

Los irresistibles helados

Pensar en verano es pensar en helados, pero no tienes por qué privarte de tomarlos, hay opciones de helados caseros o algún sorbete a base de frutas que están igual de buenos sin dejar de lado una buena alimentación. Pruébalos, ¡seguro que te sorprenden!

Comer fuera de casa     

En verano es más frecuente que salgamos a comer fuera de casa, es por eso, que hay que saber pedir y encontrar aquellas opciones de la carta que sean saludables, sin perder sabor. No pasa nada por un capricho, pero no debes abusar.

Con estos consejos esperamos que puedas disfrutar de un verano fantástico sin renunciar a una buena alimentación.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *