Blog
¿Es lo mismo un zumo que un batido, un licuado o un granizado? ¡Descubre las diferencias!

¿Es lo mismo un zumo que un batido, un licuado o un granizado? ¡Descubre las diferencias!

Nomen      29/08/2016

Recurrir a un zumo, un batido, un licuado o bien un granizado, puede ser una buena opción para refrescarse e hidratarse, siempre y cuando sean naturales y no nos pasemos con el aporte de azúcares. ¡Vamos a descubrir cómo hacerlos para sean saludables!

ZUMO

Un zumo es el líquido que se puede extraer de frutas en estado natural a partir de procedimiento mecánicos (exprimidor), sin que haya fermentación. El principal inconveniente de su elaboración es la pérdida de fibra que se provoca:

– 100 g de naranja à 2,4 g de fibra

– 100 ml de zumo de naranja à 0,1 g de fibra

Este hecho provoca una menor sensación de saciedad versus consumir una pieza de fruta. Por eso, no se recomienda tomar más de tres zumos a la semana, y siempre que se consuman, priorizar los naturales frente los envasados, cuyo aporte de azúcar será mayor.

BATIDO

Un batido es una bebida elaborada con leche mezclada con fruta, helado, chocolate u otros ingredientes. Para obtener la mezcla se suele utilizar una batidora.

A nivel nutricional, debemos destacar el aprovechamiento de todos los nutrientes que insertamos en el vaso, ya que no se producen desechos como en el caso del zumo. Ahora bien, tendremos que tener en cuenta que en función de los ingredientes que usemos el valor nutricional variará. Por ejemplo, si usamos una bebida vegetal, como la bebida de arroz Nomen, obtendremos un batido apto para intolerantes a la lactosa. Si a parte de la bebida añadimos helado y frutos secos, elevaremos el aporte energético, pero puede ser muy válido para deportistas que necesitan ingerir una elevada cantidad de calorías. Y por el contrario, si usamos leche desnatada y la mezclamos con fruta y un par de galletas integrales, podemos obtener un batido bajo en calorías apto para dietas hipocalóricas, una opción interesante como desayuno o merienda.

LICUADO

Un licuado es la bebida resultante de separar el líquido contenido (en una fruta o en una verdura) de la pulpa, la piel, las semillas y otras partes sólidas que la componen. La extracción del líquido se suele hacer con una licuadora.

Al igual que pasa con el zumo, en el caso del licuado también perdemos toda la fibra, pero la ventaja que nos ofrece frente a éste es que podemos usar fruta y verdura indistintamente.  Para aquellas personas que les cuesta llegar a las cinco raciones de frutas y verduras diarias, hacerse un licuado vegetal puede ser una buena opción para obtener vitaminas, minerales y otros componentes, pero intentaremos que ésta no sea la única.

Un ejemplo de licuado, son los famosos licuados verdes, para conseguirlo sólo tienes que mezclar una o varias verduras verdes (espinaca, acelga, endivia, pepino o lechuga) con una manzana (fruta que tiene buena sinergia nutritiva con las verduras verdes y proporcionará un licuado con un agradable sabor dulce) y bebida de arroz Nomen.

GRANIZADO

Un granizado es una bebida helada que se sirve cuando aún está cristalizada. El principal componente es el agua, ya que representa alrededor del 85-90% de su composición, por lo tanto, su contenido calórico no es muy elevado, ronda las 70 calorías por cada 100 mililitros. No obstante, no conviene abusar de ellos ya que suelen ser ricos en azúcares añadidos. Aunque si los hacemos en casa, podemos usar fruta natural madura y prescindir del azúcar o sustituirla por edulcorantes naturales como la stevia.

 Ahora que ya conocéis la diferencia, ¿por cuál os decantáis?

¡Compártelo!

Un comentario en “¿Es lo mismo un zumo que un batido, un licuado o un granizado? ¡Descubre las diferencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *