Blog
No permitas que el frío te pare

No permitas que el frío te pare

Nomen      09/01/2017

¿Eres de esas personas a las que no les gusta al frió? Una buena nutrición e hidratación resulta esencial para mantener tu sistema inmunológico fuerte y protegido contra enfermedades estacionales como la gripe. Así que, ¡declara la guerra a los molestos resfriados reforzando tu sistema inmune, con ayuda de estos sencillos consejos!

EJERCICIO, ¿ES BUENO O MALO PARA MI SISTEMA INMUNE?

Seguramente, habrás escuchado con anterioridad los beneficios que supone la práctica de actividad física, así como mantener un peso adecuado y la prevención de enfermedades cardiovasculares, pero ¿sabías que también es bueno para prevenir los resfriados? La razón se relaciona con el estrés.

El estrés produce la liberación de sustancias que hacen que nuestras defensas funcionen peor, por eso solemos resfriarnos cuando estamos hasta arriba de trabajo o en una situación complicada. Además, se asocia a la aparición de síntomas como dolor de cabeza y de estómago.

Si estás pasando por una situación así (en el trabajo, en época de exámenes, etc.) incluye algunas actividades diarias para ayudar a controlarlo, como la práctica de ejercicio físico (caminar, nadar, pasear en bicicleta, bailar), música relajante o ejercicios de meditación, así podrás mantenerte más relajada.

DIETA Y SUPLEMENTOS DIETÉTICOS, ¿QUÉ DEBERÍA SABER?

El conocimiento popular incluye aspectos como que consumir mucha vitamina C te ayuda a librarte de los resfriados, pero lo cierto es que no sólo esta vitamina puede tener efectos beneficiosos para su prevención. Se ha visto que otras vitaminas como la D o la E y minerales como el hierro o el zinc, entre otros nutrientes, pueden ayudar a prevenirlos.

Existe una variedad de nutrientes que pueden ayudar a reforzar tu sistema inmune, por esto, si estás cansada de los constipados cada vez que el frío llama a la puerta, a continuación, te dejamos un ejemplo de menú pensado para darle un extra de protección a tu organismo y mantener a raya los resfriados.

Desayuno

Gachas de avena con yogur y fresa cortada o un bocadillo integral de jamón de pavo con tomate y queso fresco.

Los cereales integrales (avena, pan), son fuentes de vitaminas del grupo B, E y minerales, que participan reforzando tu sistema de defensa natural. Además, al añadir otros grupos de alimentos como las frutas y hortalizas cítricas (fresas, tomate) y alimentos fuente de proteína y minerales como el zinc (pavo), podrás ayudar a tu organismo a defenderse correctamente.

Meriendas

Nueces con yogur desnatado, plátano con un vaso de leche, o una ensalada de frutas (papaya, kiwi, fresas) acompañada de un puñado de almendras trituradas de topping, son la mezcla ideal para añadir un cóctel de vitaminas y minerales a tus meriendas.

Las frutas son fuente de vitaminas como la A (papaya, mango) o la C (kiwi, naranja, fresa) y, por otro lado, los frutos secos (nueces, almendras, avellanas) son fuente de vitamina E, proteínas y vitaminas del grupo B. Si lo combinas con lácteos enriquecidos (vitamina D, probióticos y proteína) lograrás una mezcla de alimentos que trabajarán en conjunto para defender a tu organismo frente a bacterias y virus.

Comidas y cenas

Para elaborar un menú, ya sea una comida o una cena completa, lo importante es incluir 4 grupos de alimentos distintos (frutas o lácteo, verduras y hortalizas, cereales y algún alimento proteico), que en conjunto te aportarán todos aquellos nutrientes que necesitas para mantenerte sana.

Un primer plato a base de verduras como unas “lentejas a la jardinera” con cebolla, pimiento y zanahoria, o unas patatas guisadas con cebolla, pimiento, zanahoria y judías, acompañado de un segundo plato fuente de proteínas (pescado, pollo o pavo a la plancha) y, para terminar, un postre a base de fruta de temporada (naranja, mandarina, kiwi o manzana), son ideas de menús fuente de vitaminas del grupo B (lentejas, pollo, pavo), hierro (lentejas, pescado como los berberechos), zinc (pescado, pollo, pavo), proteínas y vitaminas del grupo A y C (zanahoria, pimientos), los cuales en conjunto no sólo te mantendrán calentito en los días fríos y lluviosos de invierno, sino que también te ayudarán a mantener tus defensas potenciadas.

 ¡Cuida tu sistema inmunológico y no dejes que el frío te pare!

¡Compártelo!

Un comentario en “No permitas que el frío te pare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *