Blog
Primavera otra vez: ¡redescubre los productos de temporada!

Primavera otra vez: ¡redescubre los productos de temporada!

Nomen      20/03/2017

Un año más vuelve la primavera y, con ella, aparecen otra vez los alimentos típicos de esta época. Actualmente, gracias a la globalización podemos disponer de todo tipo de alimentos durante todo el año, incluso algunos que no son característicos de nuestra zona. Pero no debemos olvidar que los alimentos de temporada son mejores organolépticamente (más sabrosos, con mejor textura y aroma), y completos nutricionalmente. ¿Qué te parece si recordamos algunos alimentos típicos de primavera?

Frutas

Con el final del frío invierno y la entrada de la primavera, empezamos a decir adiós a las naranjas y las mandarinas para dar la bienvenida a las fresas y las ciruelas. Aparecen los primeros nísperos y cerezas, aguacates, frambuesas y, cuando nos acercamos al verano, los primeros melones y sandías.

Las frutas son ricas en azúcares, vitaminas, fibra y minerales y, a medida que se acerca el buen tiempo son cada vez más ricas en agua. Puedes tomarlas enteras, solas o en una buena macedonia, en forma de zumos naturales o en batidos refrescantes los días de sol, añadirlas a ensaladas o simplemente al horno. ¡Hay infinidad de maneras para tomar fruta!

Verduras y hortalizas

Al decir adiós al invierno aún podemos disfrutar de los últimos brócolis, coles, alcachofas, acelgas o espinacas. Aparecen las primeras habas y los primeros guisantes, a los que se unirán los rábanos, los ajos tiernos, las lechugas, los nabos y las cebolletas, perfectamente combinables con zanahorias, tomates y otras protagonistas de largas temporadas durante el año. Y no debemos olvidar los espárragos, verdes o blancos, que tanto sabor dan a nuestros platos. Salteados, al vapor, al microondas, en crudo, en ensalada, etc. ¡como más te gusten!

Ricas en fibra, vitaminas y minerales, las verduras y las hortalizas te aportan nutrientes que contribuyen a reforzar nuestro sistema inmunológico que puede verse afectado por el cambio de estación.

No olvides que debemos tomar 5 raciones diarias entre frutas y verduras. Es recomendable, también, su consumo en crudo para asegurar un aporte de vitamina C. Ésta actúa como antihistamínico ayudándonos a reforzar nuestro sistema de defensa. ¡Debemos cuidar nuestra alimentación todo el año!

Pescado

A menudo nos olvidamos del pescado en los cambios de estaciones, pero algunos también tienen sus ciclos. En primavera abundan los atunes, el lengua, el bacalao, la sepia y los boquerones y, cuando se acerca el verano, también las sardinas.

Los pescados son alimentos que destacan por su contenido en proteínas de alto valor biológico, fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Además, los pescados azules como el atún o la sardina, destacan también por su contenido en ácidos grasos esenciales omega 3.

El pescado debería estar presente en nuestra dieta al menos dos veces por semana y hasta cuatro veces. En la comida o en la cena, al horno, al papillote, a la plancha, al microondas, en ensalada… ¡mil maneras deliciosas de tomarlo!

Con la llegada de la primavera, pueden aparecer alergias y la conocida astenia primaveral, situación en la que nos sentimos más cansados y faltos de energía. Pero, ¿sabes? ¡La naturaleza es sabia! Si nos fijamos bien, en invierno las frutas y verduras son más enérgicas mientras que en verano son más ricas en agua, adaptándose al entorno. Así pues, en la primavera y en el otoño, épocas de transición entre el frío y el calor, los alimentos también cambian en función de los retos que nos plantea el clima. ¡Escoge los que nos presenta esta nueva estación sin dejar de cuidarte!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *