Blog
Recetas originales: ¡hay cocina más allá de la plancha!

Recetas originales: ¡hay cocina más allá de la plancha!

Nomen      27/06/2016

Uno de les peores enemigos a la hora de llevar una dieta equilibrada, variada y suficiente es el aburrimiento, y es que muchas veces relacionamos una dieta sana con un sistema de cocción simple que no va más allá del hervido, la plancha o el vapor. Por eso hoy os presentamos dietas de recetas originales, que nos alegrarán el paladar sin dejar de cuidar nuestra salud.

ARROZ CON CARNE PICADA Y VERDURAS

Ingredientes para 4 personas:

– Dos calabacines.

– 4 cebollas.

– Un trozo grande de calabaza.

– Una berenjena.

– 400 g de carne picada de pollo.

– 240 g de arroz integral Nomen.

– Salsa de soja.

– Aceite de oliva.

– Queso rallado.

Elaboración:

1. Hervir el arroz.

2. Cortar las verduras a dados (antes de hacerlo con la calabaza, os ayudará cocerla previamente al microondas, así no os costará tanto manipularla).

3. Dorar un poco las cebollas con un poquito de aceite de oliva.

4. Incorporar el resto de verduras, y cuando veáis que se empiezan a enganchar, aliñar con un buen chorro de salsa de soja y, cuando les empiece a quedar poquito para estar cocidas, incorporar la carne picada y por último el arroz.

5. Servir con un poco de queso rallado por encima.

 

La  técnica del salteado es un método de cocina empleado para cocinar alimentos con una pequeña cantidad de grasa o aceite en una sartén y empleando una fuente de calor relativamente  alta.

El alimento se incorpora cuando el medio graso ha obtenido suficiente temperatura como para dorar a fuego vivo, de lo contrario el alimento quedará hervido y no se sellará, perdiendo sus jugos.

Alimentos: es apropiado para diferentes tipos de alimentos, verduras, carnes, pescados, incluso arroces y pastas, siempre en piezas pequeñas o medianas.

Consejo: dar por finalizado el salteado de las verduras cuando éstas estén ligeramente “al dente”, de esta forma mantendremos mejor sus características organolépticas y nutricionales.

 

CALABACÍN AL MICROONDAS CON SABOR A PIZZA

Ingredientes para 4 personas:

– 4 calabacines.

– Dos latas de atún.

– 12 cucharadas soperas de tomate frito.

– Orégano al gusto.

Elaboración:

1. Cortar los calabacines a rodajas y ponerlos en un bol apto para microondas.

2. Pintar con tomate las rodajas de calabacín y añadir el atún y orégano al gusto.

3. Tapar con papel film y hacer agujeros con la ayuda de un tenedor (asegúrate de que el film pueda ir al microondas).

4. Poner el bol dentro del microondas durante 20 minutos a máxima potencia (800 Watt).

5. Pasados 20 minutos, retirar el film con cuidado, ya que el vapor sale muy caliente y quema… ¡A disfrutar!

 

La cocción al microondas se puede realizar sin añadir grasas y preferentemente en recipientes especiales de vidrio u otros materiales adecuados. Si no utilizamos envases adecuados, debemos tener en cuenta que, en ocasiones, el alimento puede calentarse de forma no homogénea, dificultando su total cocción. Debemos utilizar sólo recipientes aptos para uso alimentario, para minimizar el traspaso de sustancias del material del envase al alimento. – FUENTE

 

LUBINA AL HORNO CON PATATAS

Ingredientes para 4 personas:

– 4 lubinas.

– 4 patatas.

– Perejil picado

– Sal.

– 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Elaboración:

1. Hacer un corte longitudinal a los lomos de lubina y salar por dentro y por fuera.

2. Poner al horno a calentar a temperatura media.

3. Pelar las patatas y cortarlas a rodajas finas, limpiarlas y salarlas ligeramente.

4. Colocar, en una fuente apta para horno, las patatas como base y encima los lomos de lubina.

5. Echar el aceite de oliva por encima repartido entre los 4 lomos y poner la fuente al horno durante 25 minutos.

6. Finalmente sacar la fuente del horno, espolvorear con perejil muy picado.

 

Una de las principales ventajas de la cocción al horno es que prácticamente no necesita aceite.  Podemos combinar la cocción al papillote  en qué los alimentos se cuecen en su propio jugo envolviéndolos con papel de estraza o aluminio, o bien estuches de silicona aptos para horno.  Estas preparaciones son adecuadas en general para todo el mundo y especialmente para personas que siguen dietas de control de peso. Aunque también podemos realizar preparaciones más grasas, con aceites, mantecas o lácteos enteros como por ejemple el gratinado, en qué se incrementa el aporte calórico. – FUENTE

 

¡Ya veis que hay vida más allá de la pechuda de pollo a la plancha! Cuidarse no tiene por qué ser sinónimo de renunciar al placer de comer bien. Con un poco de imaginación y planificación podemos recetas originales, sanas y equilibradas de una forma fácil, rápida y ¡sobre todo con un sabor buenísimo!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *