Blog
Recupera la rutina de los más pequeños de casa

Recupera la rutina de los más pequeños de casa

Nomen      05/09/2016

La vuelta a la rutina puede ser dura para algunos niños y niñas. Después de varios meses de vacaciones en los que han pasado jugando muchas horas al día, han estado en la piscina o se han ido a la cama y se han despertado más tarde que en el periodo lectivo, puede ser difícil recuperar los hábitos que seguían antes de terminar el curso anterior.

¿Cómo podemos ayudarles a llevar mejor la vuelta al cole?

Una de las cosas más importantes es comenzar a adaptar la rutina en diversos hábitos antes de que empiece el colegio. Estos hábitos no son nuevos, aunque no podemos pretender que después del periodo vacacional los hábitos vuelvan de un día para otro, así que ten paciencia y, sobre todo, mantén la calma si a tu hijo si le cuesta un poco más recuperarlos, cada uno lleva la vuelta de las vacaciones a su ritmo (incluso a los adultos nos pasa esto).

Por ejemplo, durante la semana anterior se puede empezar por recuperar la hora de acostarse y levantarse de la cama. Los primeros días costará un poco más (sobre todo si ya empiezan a ser más mayores) pero a lo largo de la semana veréis que el horario nocturno será para soñar y dormir plácidamente.

También será interesante volver a establecer un horario de comidas más o menos fijo. Es recomendable realizar 5 comidas al día y, para comenzarlo enérgicamente, es aconsejable que los niños (¡y también los adultos!) se sienten a desayunar a la mesa (es un buen momento para adquirir este hábito) y aprendan a prepararse diferentes desayunos, ya que la variedad es uno de los factores clave para no caer en la monotonía.

Durante el día, cuando comiencen el colegio, es posible que por falta de tiempo optemos por el servicio de comedor escolar; si es así, solicita que te faciliten la programación del menú semanal, de modo que podrás adaptar las cenas, y el resto de comidas, a la comida que le darán en el colegio. Te será más sencillo con estos trucos para equilibrar el menú escolar de tus hijos, aunque una de las cosas que mejor te irá para ello es planificarte.

Organizarse es una clave indispensable para aprovechar bien el tiempo del que disponemos (ya sabéis que el tiempo es oro, ¿verdad?) así que aplícalo en tu día a día, semana tras semana; invierte una media horita semanal para planificar los menús de toda la semana, de forma que te ayudará a economizar y a evitar que, toda la familia en general, consuma alimentos poco saludables en su día a día. Todo este conjunto hará que los horarios de las comidas se cumplan mejor, estableciendo una rutina en las 5 comidas al día.

También es interesante que se vayan acostumbrando a la práctica de actividades extraescolares, deberes, etc. Recuerda que no se recomienda sobrecargarlos con demasiadas actividades. Para ello, una forma de empezar es escoger un libro adecuado a su edad y que les guste, y dedicar un rato cada día a leer. Algunos con 30 minutos estarán cansados y otros podrían estarse horas, aunque también es aconsejable que disfruten jugando de sus últimos días de vacaciones, lo que les ayudará a adoptar una rutina de ejercicio físico.

Todo ello, con el amor, cariño y devoción que practican los padres a sus hijos. Como hemos comentado, las adaptaciones cada uno las lleva a su ritmo y debemos respetar su aclimatación a la rutina, cosa que no resulta fácil cuando eres un niño. Sobre todo, recuerda que eres el espejo en el que se miran y los hábitos que adquieran durante la infancia, los mantendrán en la edad adulta. Así que, incúlcales hábitos saludables y ayúdalos enseñándoles a planificarse y organizarse para que recuperen mejor la rutina de la vuelta al cole.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *