Blog
Ponte en forma después de las fiestas

Ponte en forma después de las fiestas

Nomen      08/01/2018

Las fiestas son una ocasión perfecta para tener un poco de tiempo para nosotros mismos y para pasar tiempo con nuestros amigos y familiares. Las comidas familiares abundantes que invitan a disfrutar de las grandes porciones, los platos típicos cocinados con mucho amor y de las eternas sobremesas de las que vas picando los sabrosos turrones o polvorones. No obstante… también pasa factura en nuestro cuerpo, y los excesos se notan.  

¿Y… después de las fiestas?

Lo más importante es no lamentarse, hay que tomar medidas. De nada sirve quedarse pensando en si hemos comido demasiado o nos deberíamos haber controlado más. Lo hecho, hecho está. ¡Bien que hemos disfrutado! Te recomendamos algunos trucos para que te resulte mucho más fácil volver a la rutina y ponerte en forma después de estos días.  

¡Di no a las dietas milagro!

¿Qué son las dietas milagro? Las dietas milagro son dietas de adelgazamiento que prometen perdidas muy rápidas de peso sin apenas “esfuerzo”. Es muy importante recordar que no es momento de hacer una dieta súper estricta para compensar los excesos de las fiestas. No sirven porque estas dietas tan estrictas y rápidas, además de no ser nada beneficiosas para nuestro cuerpo, no aseguran para nada un mantenimiento del peso. Al contrario, es muy fácil volver a recuperar aquellos kilos perdidos rápidamente, lo que llamamos efecto rebote o “yo-yo”.  

Lo importante es no obsesionarse. Cárgate de energía para seguir una dieta equilibrada, especialmente controlada, y practicar actividad física. La báscula no va a ayudarte en este momento. Céntrate en conseguir un estilo de vida saludable y no en perder muchos kilos.  

Una alimentación equilibrada, tu mejor aliada

Como hemos dicho, una alimentación saludable y equilibrada es la base para volver a cuidarnos, ¿cómo lo hacemos? 

  • Come 5 veces al día y no te saltes ninguna comida, eso te ayudará. No tienen por qué ser grandes comidas, por ejemplo, la merienda puede ser un vaso de bebida de arroz con unos pocos frutos secos. Te proponemos algunas ideas más para meriendas 
  • Acostúmbrate a tomar mínimo cinco raciones de frutas y verduras al día. Y que al menos, una ración de verduras sea en crudo. Piensa que en las comidas principales (comida y cena), las verduras u hortalizas deben suponer la mitad del plato.  
  • ¡Atención a las técnicas culinarias! Utiliza cocciones como a la plancha, al horno, al papillote, al vapor o en el microondas, que te permitirán disfrutar del sabor de la comida sin añadir grasas extras.  
  • Controla los alimentos superfluos, como bollería industrial, alimentos muy ricos en azúcares añadidos o grasas saturadas, que sólo te aportarán calorías con cero aporte nutricional.   

 

¿Cómo miro la alimentación?

Como hemos comentado antes, la alimentación debe ir de la mano del ejercicio. Es fundamental buscar un rato al día para hacer actividad física, ¡con 30 minutos es suficiente! Una muy buena opción para empezar es hacer ejercicios aeróbicos como andar, nadar, caminar o montar en bici. Son ejercicios de intensidad moderada que ayudarán a mantener la salud cardiovascular y contribuirá a quemar grasa. Echa un vistazo a nuestra recomendación de cómo preparar un menú semanal variado 

El agua, tu mejor bebida

La cantidad de agua que consumas en tu día a día juega un papel fundamental en la salud de tu cuerpo. Aunque probablemente estos días hayamos sustituido el agua de algunas comidas por otras, es importante recordar que el consumo de agua tiene innumerables beneficios y que debe ser nuestra bebida de referencia. Además… ¡no tiene calorías! La recomendación es beber entre 6 y 8 vasos diarios.  

Si sigues estos sencillos consejos y empezando el año con una actitud positiva, verás que no te resultara difícil desprenderte de ese “equipaje de más” que has traído después de las fiestas. 

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *