Blog
Consejos nutricionales para el verano

Consejos nutricionales para el verano

Nomen      22/08/2016

Las vacaciones de verano son una época muy especial del año, es un periodo de relax en que solemos romper con toda la rutina, y eso incluye a menudo, saltarnos nuestros hábitos alimentarios. Pero si nos anticipamos y nos planificamos bien, podemos disfrutar comiendo lo que nos gusta e impedir que nos pase factura. Solo tendremos que tener en cuenta los siguientes consejos nutricionales:

– Evita la improvisación: planifica unos menús equilibrados que sean fáciles de preparar. En este tienes ideas interesantes: 5 recetas de cenas saludables fáciles y rápidas.

– Aprovecha el buen tiempo para seguir disfrutando del deporte: cuando hace buen tiempo, nos agobia encerrarnos en un gimnasio, por eso hay muchos centros deportivos que tienen una cuota mínima de verano para sus socios. Eso te permite seguir teniendo tu plaza sin tener luego que volver a pagar la matrícula. Caminar o correr al aire libre, salir a la montaña, nadar o montar en bici son buenas opciones para seguir disfrutando de los beneficios del deporte sin tener que encerrarse.

– Compensa los excesos: si algo es obvio en verano es que es un momento para gozar de la familia y los amigos, es tiempo de disfrutar del sol con un aperitivo en el chiringuito de la playa, de comidas copiosas y de comer helados a deshora. Simplemente, intenta compensar los excesos, de esa forma disfrutarás igual, pero evitarás que te pase factura luego:

· Introduce alimentos menos grasos en el aperitivo: langostinos fríos, berberechos, mejillones a la marinera, boquerones en vinagre… Son platos con menos calorías que las patatas fritas o bravas, ¡y están buenísimos!

· Si vais a comer fuera: primero piensa qué es lo que más te apetece. Si eres de los que disfrutan con el postre, escoge un primero y un segundo más light, por ejemplo: cóctel de gambas con una dorada a la sal y un brownie de chocolate con helado de vainilla. Si por el contrario eres de los que goza comiendo bien, elige un plato consistente y compensa con los otros: verduras a la brasa, entrecot con salsa roquefort y arroz, carpacho de piña.

– Hidrátate con fruta: En verano nos apetece beber más que nunca bebidas frías, ya sea en forma de zumos, refrescos, granizados… Recuerda que abusar de este tipo de bebidas es sinónimo de incrementar el aporte de azúcares de absorción rápida. Una buena alternativa es llevarse una pieza de fruta como tentempié de media mañana y media tarde, ¡no solo te hidratará por el aporte de agua sino que, además, te saciará más gracias a la fibra de la fruta!

Ahora solo hace falta llevar estos consejos a la práctica, ¡felices vacaciones!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *