Blog
Todo sobre la Dieta Mediterránea

Todo sobre la Dieta Mediterránea

Nomen      23/10/2017

Seguro que has oído hablar de la famosa Dieta Mediterránea y de lo beneficioso que puede llegar a ser para tu salud seguir sus pautas. No obstante, si te preguntaran exactamente en qué consiste esta dieta, ¿serías capaz de responder con seguridad? Probablemente no, y es que es un tema del que se habla mucho, pero que la gran mayoría desconoce.

Así que hoy vamos a atar cabos sueltos y a descubrir, de una vez por todas, en qué consiste la Dieta Mediterránea y cuáles son sus beneficios sobre nuestra salud. ¿Te apuntas?

¿Qué es la Dieta Mediterránea?

Actualmente, la Dieta Mediterránea es reconocida como una de las dietas más equilibradas y saludables del mundo.

Pese a que se caracteriza principalmente por ser un patrón de alimentación saludable, la Dieta Mediterránea se rodea de una herencia cultural, costumbres, celebraciones y recetas características de los países que rodean el Mediterráneo que la convierten, más allá de sus importantes características alimentarias, en un estilo de vida y, desde el pasado año 2010, en un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

¿Conoces son sus características?

Debido al clima y a las características geográficas que acompañan a los territorios del Mar Mediterráneo, la Dieta Mediterránea se caracteriza por:

– Elegir preferentemente alimentos frescos, locales y de temporada, con el menor procesamiento posible.

– Utilizar el aceite de oliva como principal grasa para aliñar y cocinar nuestras comidas.

– Consumir principalmente productos de origen vegetal como frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, setas y legumbres.

– Consumir a diario cereales (principalmente procedentes de harinas integrales) como el arroz, el pan, el cous cous, la pasta…

– Ingerir diariamente productos lácteos fermentados como el yogur y el queso.

– Consumir de forma abundante pescado blanco (merluza, lenguado, bacalao, rape…) y pescado azul una o dos veces a la semana (atún, bonito, salmón, sardina, caballa…) y de forma moderada huevos (tres o cuatro a la semana).

– Priorizar carnes blancas (conejo, pollo, pavo, cerdo), evitando el consumo de consumo de carnes rojas (ternera, cordero) y procesadas.

– Hidratarse correctamente, siendo el agua la bebida de primera elección.

– Realizar actividad física moderada de forma regular (evitar el sedentarismo).

– Procurar un correcto descanso.

¿Qué la hace tan saludable nutricionalmente?

Los distintos alimentos que forman la Dieta Mediterránea la hacen excepcional y saludable a distintos niveles:

– El aceite de oliva, los frutos secos y el pescado que incorpora son una buena fuente de grasas saludables.

– El consumo reducido de carnes rojas y productos procesados proporciona un bajo contenido en grasas saturadas y trans.

– Los cereales integrales proporcionan un alto contenido en hidratos de carbono complejos, vitaminas, minerales y fibra.

– Las frutas, verduras y hortalizas proporcionan a la dieta una cantidad elevada de agua, vitaminas (sobre todo antioxidantes), minerales y fibra.

– La escasez de alimentos azucarados como refrescos, bollería, chocolate, etc. se refleja en un bajo contenido en azúcares añadidos.

¿Qué beneficios produce sobre nuestra salud?

Realizar una dieta tan saludable y acompañarla con actividad física regular y descanso son factores que podrían mejorar nuestra salud, de hecho, algunos estudios publicados sugieren que podría relacionarse la Dieta Mediterránea con un menor riesgo de enfermedades como sobrepeso, obesidad, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, enfermedad coronaria, entre otros.

Ahora que ya conoces las características de esta dieta y todo lo que la rodea te invitamos a aprovechar la facilidad y cercanía que ofrece estar cerca del Mediterráneo para poder seguir estas pequeñas pautas y llevar tu alimentación y tu estilo de vida a un mundo más saludable.

¡Compártelo!

Un comentario en “Todo sobre la Dieta Mediterránea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *