Blog
¿Sabes qué es la astenia primaveral? Evítala comiendo sano y equilibrado

¿Sabes qué es la astenia primaveral? Evítala comiendo sano y equilibrado

Nomen      21/03/2016

¡La primavera la sangre altera! Y nunca mejor dicho, ya que, esta estación en la que se produce el florecimiento de las plantas, el reverdecer de los prados y el clima se torna más cálido, no sienta igual a todo el mundo. Algunas personas viven la primavera como una explosión de alegría y vitalidad, mientras que otras se sienten cansadas y decaídas. Si este último es tu caso, es posible que sufras astenia primaveral, situación bastante común que, afortunadamente, se puede prevenir.

¿Habías oído hablar de ella? La astenia (que se puede dar tanto en primavera como en otoño) se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio, fatiga y debilidad física y psíquica. Pues bien, aquí te dejamos unos cuantos consejos para que te anticipes al cambio estacional y puedas prevenir la astenia primaveral y sus molestos síntomas. Así que, ¡no hay excusas que valgan! ¿Te animas a disfrutar a tope de la primavera? Ahí van unos cuantos consejos:

Practica ejercicio físico de manera moderada y regular:

Te ayudará a tener un mejor estado anímico y una mayor sensación de energía.

Descansa adecuadamente para evitar la astenia:

Esto significa dormir el número adecuado de horas y que tu sueño sea de calidad, es decir, reparador.

Sigue una alimentación equilibrada:

La alimentación es uno de los pilares más importantes en la prevención de la astenia. Intenta llevar una dieta saludable, es decir, equilibrada, variada y suficiente, y reparte tu dieta en 4 ó 5 comidas al día. De esta manera, le estarás dando a tu organismo la energía y nutrientes que necesita de manera constante. Vamos a ver qué alimentos no deben faltar en tu despensa para combatir la astenia primaveral:

– Frutas, verduras y hortalizas: además de aportar agua y fibra a nuestra dieta, es la mejor manera de llevar una alimentación rica en vitaminas, minerales y otras sustancias protectoras para nuestro organismo. Recuerda escoger las variedades de temporada para que su aporte nutricional sea aún mayor. Además, los productos de temporada son más económicos y están más sabrosos. Así que llena tu despensa con melocotones, albaricoques, fresas y fresones, cerezas, ciruelas, zanahorias, calabazas, calabacines, pimientos, ajos tiernos, coliflores, espinacas, alcachofas o pepinos.

– Cereales integrales: al conservar todas las partes del grano, aportan mayor cantidad de vitaminas y minerales. Piensa que algunos de estos nutrientes tienen capacidad antioxidante y antiinflamatoria. ¿Por qué no cocinar tus platos tradicionales con cereales integrales? Atrévete a cocinar tu paella con Arroz Integral, unos sabrosos espaguetis integrales con pisto o tu bocadillo para el desayuno y merienda con pan integral. ¡Verás qué fácil es y lo buenos que están!

– Legumbres: las legumbres también aportan una gran cantidad de fibra, proteína vegetal, carbohidratos de absorción lenta y vitaminas y minerales diversos. Que no falten de 2 a 3 veces por semana en tu mesa.

– Alimentos proteicos: no olvides tomar cada día alimentos que te aporten proteínas de alta calidad. Opta por alimentos bajos en grasa como las carnes magras, los pescados, los mariscos o los huevos. Del reino vegetal también nos aportan proteínas las legumbres, los cereales (como el arroz) o los frutos secos y, aunque no son proteínas completas como las de origen animal, ayudan a completar y equilibrar nuestra ingesta proteica diaria. Ten en cuenta que una cantidad adecuada de proteínas es imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestros sistemas nervioso e inmunitario.

– Aceite de oliva virgen extra: el rey de la dieta mediterránea nos aporta grasas saludables y una gran cantidad de vitamina E, que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. ¡Todo un bálsamo para la salud! Dentro de una dieta saludable, puedes consumir entre 4 y 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra para cocinar y aliñar tus platos. ¿Has probado ya los Nuevos Vasitos de Arroz Nomen elaborados con aceite de oliva?

– Alimentos a moderar: también hay alimentos o ingredientes que debemos moderar, ya que en exceso son nocivos para nuestra salud. Nos referimos a los alimentos con una alta proporción de grasas saturadas y trans, sal, harinas refinadas o azúcar. Por tanto, opta por una dieta a base de alimentos frescos y modera el consumo de snacks dulces o salados, carnes y embutidos grasos, platos precocinados muy grasos o con mucha sal añadida y la bollería industrial, entre otros.

¡Esperamos que con nuestros consejos puedas vivir esta primavera con alegría y vitalidad!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *