Blog
Siete formas de inculcar hábitos saludables a nuestros hijos

Siete formas de inculcar hábitos saludables a nuestros hijos

Nomen      14/03/2016

Muchas veces pretendemos que nuestros hijos coman de forma sana, equilibrada y variada sin pararnos a pensar si nosotros cumplimos con esos tres pilares de la alimentación. Los niños, tengan la edad que tengan, están siempre observando nuestro comportamiento y lo imitan, lo que influirá en su crecimiento y desarrollo. Por eso, no podemos pretender que ellos coman un puré de verduras con pescado a la plancha, si nosotros estamos comiendo un plato de patatas fritas con una hamburguesa. Si queremos inculcar hábitos saludables a nuestros hijos, no hay mejor forma que empezar por nosotros mismos.

Actualmente se sabe que entre el 35% y el 42% de los niños españoles tiene problemas de sobrepeso. Una cifra muy elevada y, si no ponemos solución, esto tendrá consecuencias negativas para la salud a largo plazo, como un mayor riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes…

La familia es el núcleo dónde los hijos, siguiendo con nuestro ejemplo, aprenden hábitos y costumbres que condicionaran su comportamiento alimentario en el futuro. En este sentido, es importante que hagan como mínimos tres comidas principales y dos más ligeras a media mañana y a media tarde, así  nos aseguraremos que tengan un aporte de energía y nutrientes y evitaremos que se sientan cansados o decaídos.

Aunque el modelo actual familiar, con horarios de trabajo intensos por parte de los dos progenitores, hace que cada vez más niños se queden a comer en el colegio, es trabajo nuestro el saber complementar la alimentación de la escuela con la de casa.  Por eso, a continuación os daremos consejos para que toda la familia pueda llevar una alimentación sana y equilibrada:

1. Predicad con el ejemplo y enseñadles los hábitos saludables que se deben seguir en la mesa como: lavarse las manos antes y después de comer, explicándoles que, si lo hacemos correctamente, evitaremos la propagación de muchas enfermedades, ya que aunque no los veamos, nuestras manos están llenas de gérmenes. Utilizar los cubiertos, comer con la boca cerrada, no levantarse de la mesa

2. Intentad hacer las comidas en familia manteniendo una cierta regularidad de horarios, en un ambiente tranquilo, sin distracciones, es decir: sin televisión, radio, móviles o juguetes. De esta forma, gozareis de un tiempo de comunicación familiar.

3. Haced que participen en la compra y en la elaboración de los alimentos, así les podéis contar la importancia de comer cada grupo alimentario y facilitareis que abran su abanico de alimentos.

4. Procurad que en su desayuno siempre haya una fruta, un cereal y un lácteo. Intentando evitar los zumos envasados y los productos de bollería industrial, ya que son ricos en azúcar y grasas saturadas que pueden contribuir a la obesidad infantil. Es conveniente que nunca salgan de casa sin haber comido nada, así afrontarán el día con más energía. Diversos estudios científicos demuestran que los niños que desayunan en casa tienen un mejor rendimiento académico.

5. Recordad la importancia de que en cada comida y cena haya siempre un aporte de verdura, ya sea en forma cruda o cocida; cereales, como el arroz potenciando el integral, y proteínas tanto de origen animal (carne, pescado o huevos)  como  de origen vegetal (legumbres y frutos secos).

6. Evitad ofrecer alimentos superfluos como las chucherías, refrescos o alimentos precocinados, ya que son altos en calorías y bajos en nutrientes saludables.

7. Favoreced un estilo de vida saludable: alimentación sana, actividad física (mínimo tres veces a la semana) y un uso moderado de las pantallas (televisión, ordenador, tabletas…) para evitar problemas de sobrepeso y obesidad infantil.

Es probable que, como padres y madres, os encontréis en el día a día con un sinfín de dificultades a la hora de educar a vuestros hijos, pero os aseguro que, si sois fieles a vuestros principios y predicáis con el ejemplo, seréis el mejor espejo donde se puedan mirar para seguir avanzando cada día en su crecimiento y desarrollo. ¡Ánimo!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *