Blog
Aprende las diferencias entre ecológicos y bio

Aprende las diferencias entre ecológicos y bio

Nomen      18/05/2020

Ya nadie pone en duda que el consumo de alimentos ecológicos está en auge y cada vez son más las personas que apuestan por estos alimentos a la hora de hacer la compra, es por esto que queremos enseñarte las diferencias entre producto ecológicos y bio.

El etiquetado de algunos alimentos nos puede llevar a confusión. Bio, ecológico y orgánico. ¿Realmente qué significan? Si alguna vez te has preguntado qué diferencias tienen, si es que las hay, hoy te aclararemos estas dudas.

BIO, ECO y orgánico. ¿Se trata de los mismos productos?

Según el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación del Gobierno de España , a la producción ecológica también se la denomina como biológica u orgánica. Así pues, estos tres términos significan lo mismo: provienen de un sistema de gestión y producción agroalimentaria que combina prácticas medioambientales junto con un alto nivel de respeto a la biodiversidad y preservación de los recursos naturales.

Arroz, zanahorias, queso o pollo. La alimentación ecológica abarca cualquier tipo de alimento siempre que cumpla los certificados establecidos. Puede ser un producto fresco, envasado, de origen animal o de origen vegetal. En Nomen contamos con el  arroz de cultivo ecológico Nomen, considerado un producto de alta calidad.

¿Qué implica el certificado ecológico y/o bio?

La FAO organización de alimentación y agricultura de las naciones unidas. FAO, por sus siglas en inglés, describe  que para que un alimento tenga el certificado de ecológico o bio, tiene que garantizar las siguientes características:

  • Provenir de un sistema de agricultura orgánica. Donde se utilicen prácticas de gestión orientadas a mantener ecosistemas de productividad sostenible.
  • Mantener y mejorar la fertilidad del suelo con la cosecha de los productos. Utilizar un sistema de optimización de la actividad biológica del suelo y mejorar su calidad tanto física como de composición mineral.
  • Reutilizar los nutrientes de las plantas como parte esencial de la estrategia de fertilización. Dentro de una agricultura sostenible.
  • No utilizar pesticidas ni insecticidas, ya que el control de enfermedades y plagas se logra estimulando una relación equilibrada depredador/anfitrión.
  • Utilizar un pienso de buena calidad, producido orgánicamente y libre de antibióticos.
  • Garantizar el bienestar animal desarrollando una relación armónica entre la tierra, las plantas y el ganado, y respetar las necesidades fisiológicas y de comportamiento de los animales.

La Eurohoja

En la Unión Europea existen tanto normas de producción como normas de etiquetado relativas a los alimentos ecológicos. El símbolo que distingue los productos ecológicos y bio se llama Eurohoja. Es el icono de la hoja verde presente en todos los productos ecológicos y/o bio. De este modo se facilita al consumidor la lectura del etiquetado. Solo los productos que cumplen la normativa anterior pueden contener la Eurohoja en su etiquetado.

¿Los productos de KM 0 también son ECO?

Cabe destacar que los productos frescos ecológicos y/o bio pueden ser de invernadero y no tienen por qué ser de proximidad. Los alimentos de kilómetro cero, forman parte de una tendencia derivada del “Slow Food”, o comida lenta. Consiste en adquirir y fomentar la compra y producción de productos de proximidad, donde su origen sea inferior a 100 km del punto de distribución.

Al igual que los productos ecológicos y bio también persiguen la sostenibilidad alimentaria y el bienestar tanto del consumidor como del agricultor.

5 ventajas que aportan los alimentos ecológicos y/o bio

Estos certificados no solo proporcionan al consumidor la certidumbre de que están comprando productos regulados y controlados, que cumplen los requisitos ecológicos. Además, aseguran transmitirle información clara y transparente para que pueda entender a la perfección su composición.

  1. No contienen aditivos sintéticos: Los alimentos orgánicos están libres de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes.
  2. Son sostenibles y respetuosos con la naturaleza y el bienestar animal: Los alimentos ecológicos no sólo influyen en el desarrollo social, sino también en la preservación de las especies animales.
  3. Alimentos más sabrosos: Al estar cultivados o criados sin forzar su ritmo natural de crecimiento, los alimentos orgánicos procedentes de huertas y granjas ecológicas son más sabrosos.
  4. Calidad certificada y garantizada: Como para conseguir la Eurohoja se han tenido que cumplir una serie de medidas, los productos ecológicos nos aseguran que cumplen unos estándares de calidad.
  5. Evitan la contaminación del entorno: Al prescindir de químicos y fertilizantes, las compañías y los productores ecológicos no contaminan los entornos en los que operan.

Además del consumo sostenible es importante adoptar hábitos en la misma dirección. Desde Nomen tenemos un compromiso con la sostenibilidad y por eso os proponemos 5 hábitos sostenibles fáciles de adoptar.

Ahora que ya sabes que no hay diferencia entre orgánico, ecológico y bio, ya puedes hacer la compra más sostenible posible sin perder el tiempo dudando entre cuál escoger. ¡No esperes más para aportar tu granito de arroz en un mundo mejor!

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.