Blog
Planifica tus compras de Navidad y ahorrarás

Planifica tus compras de Navidad y ahorrarás

Nomen      25/11/2020

A nadie se le escapa a estas alturas que esta Navidad será diferente. La pandemia del Covid-19, el estado de alarma, los confinamientos, la crisis económica… muchos de nosotros nunca habíamos vivido unas fiestas tan extrañas, llenas de incertidumbre y en muchas ocasiones, alejados de algunos de nuestros seres más queridos.

Pero que esta Navidad sea distinta no significa que no podamos disfrutarla. Es más, debemos disfrutarla al máximo en la medida de nuestras posibilidades. Pero, este año más que nunca, debemos hacer nuestras compras navideñas con la cabeza bien fría, para no gastar de más ni en regalos, ni en comida…

Si quieres ahorrar en tus compras de Navidad, sigue estos 12 consejos:

1. Planifica las compras

Una buena planificación de los gastos es el pilar para tener el presupuesto bajo control. Así que hazte listas, una para cada partida “extra” que supone para ti la Navidad. ¿Las más comunes? Sin duda los regalos, las compras de alimentación y las de lotería. Un consejo muy útil es que reserves una partida para gastos extra que no tenías controlados, será como un cojín para esas compras que ya sabes que siempre acaban llegando.

2. Ponte un tope con la lotería

Un décimo de aquí, otro de allí, una participación, un boleto… no te das cuenta y de 5 euros en 5 euros (o de 20 en 20), el gasto en lotería es un pico. No se trata de que no compres. Sino de que sepas cuál es tu límite para gastar en lotería y que no lo sobrepases. Además, siempre puedes compartir un décimo con alguien, o comprar participaciones en lugar de décimos enteros. Si lo haces, hazte una lista de con quién compartes y qué cantidad juega cada uno, para no tener problemas luego.

3. La lista de los regalos, un básico

Haz una lista de las personas a las que quieres comprar un regalo y pon a su lado 2 o 3 posibles regalos. Un truco que funciona bien es marcarse un “presupuesto tope” para gastar en regalos, y luego repartir ese presupuesto entre las diferentes personas. Eso te ayudará a ser realista a la hora de buscar los regalos, dejando fuera productos caros que suelen ser un golpe para tu bolsillo.

4. Los “vales” también valen

Seguro que te ha pasado alguna vez. Compras algo por Navidad y al cabo de pocas semanas, ves ese mismo producto, en las rebajas, a un precio mucho menor. Pues aprovéchate y regala “vales” esta Navidad. Cuando lleguen las rebajas, podrás comprar lo mismo por mucho menos y además habrás pospuesto el gasto un tiempo, el hecho de que no se junten todos los gastos a la vez también te ayudará a llegar mejor a fin de mes. Diseña tus propios “vales” para hacerlos más personales o, si lo tuyo no es la creatividad, busca diseños ya hechos en Internet, hay muchos que incluso puedes descargarte e imprimir y luego rellenar a mano.

5. Busca y compra

Una vez tienes claro qué quieres comprar a cada uno, es el momento de buscar la mejor oferta. Y la mejor oferta no siempre tiene por qué ser la más barata, piensa también en la relación calidad-precio. Si puedes y tienes tiempo, ve de tiendas (siempre con el permiso del dichoso Covid). No te olvides de las tiendas de proximidad, de barrio, son una buena apuesta y además ayudarás a la economía local. Si no, puedes buscar por Internet, hoy en día la mayoría de tiendas y marcas tienen tienda online.

6. Sé previsor

No dejes para mañana… ¿te suena el dicho? Pues cuando se trata de las compras navideñas, es más cierto que nunca. Lo ideal es que a finales de noviembre o principios de diciembre tengas la mayoría de regalos comprados. Porque, si lo dejas para el final, será mucho más estresante para ti y es posible que algunos productos estén agotados. Improvisar puede salirte caro.

Ahorrar en las compras de Navidad

 7. No te olvides de los días “X”

Hablamos del Black Friday (27 de noviembre) y del Cyber Monday (30 de noviembre). Son dos días con los que se da el pistoletazo de salida “oficial” para las compras de Navidad. Aunque debes ir con cuidado: lanzarse a comprar esos dos días requiere habilidad y no dejarse llevar por las tentaciones, o acabarás gastando más de lo que debes bajo la excusa de “era un chollo, no podía dejar pasar la oportunidad”. También debes ser prudente, y comprobar siempre que la oferta es realmente una oferta. Comprueba el precio real del producto y compáralo con la oferta. ¡Ah! Y nunca, nunca tires los comprovantes o tickets de compra, solo podrás hacer cambios o devoluciones si los conservas.

8. Compra la comida con antelación

Lo sabes: los días antes de las fiestas, hay productos como la carne, el pescado, el marisco, el vino, el cava… que suben de precio y son ¡hasta un 30% más caros! Así que la solución está en comprarlos con antelación y congelarlos (eso sí, haz hueco en el congelador…). Lo ideal es comprarlos hacia el 20 de noviembre, al menos los productos que son más caros. ¿Qué significa eso? Que deberás planificar los menús de Navidad también con antelación (haz una lista de todos los menús para saber qué necesitas).

9. Y las bebidas, también

¿Habrá que brindar, no? Aunque este año igual el brindis sea por videoconferencia, es importante que tengas los vinos, cavas, licores… que necesitas. Un buen consejo es mirar en las webs de las propias bodegas, muchas hacen buenas ofertas en packs de varias botellas y, al ahorrarse intermediarios, pueden ajustar el precio. Otra opción es buscar en Internet, hay buenos comparadores de vinos y bebidas en general que te orientan en la compra y te dicen dónde es más económico comprar. Y, como siempre, ten en cuenta que hay buenos caldos menos conocidos pero con una magnífica relación calidad-precio que te pueden ayudar a ahorrar unos euros.

10. Cuidado con las compras de última hora

Está claro que hay productos como verduras, fruta… que tienes que comprar a última hora. Ten cuidado en el súper. Estará todo planificado para inducirte a comprar todo tipo de caprichos que hacen subir la cuenta, y mucho. Para que no tengas que renunciar a todo, ponte un tope para gastar en este tipo de productos. ¿5 euros? ¿15? Tú sabes qué puedes destinar a estas compras-capricho. Pero no superes el tope.

11. Adorno, ¿necesitas más?

Seguro que guardas los del año pasado. ¿De verdad necesitas gastar más dinero en renovar todos los adornos de la casa? Mira lo que tienes, tira lo que ya no quieras (o luces que están estropeadas, por ejemplo) y compra solo lo que necesites. Si son adornos luminosos, fíjate en que sean de LEDS, su consumo es muy inferior a los demás. Y si eres manitas y te van las manualidades, prueba a hacer tus propios adornos (e incluso, tu propio árbol de Navidad) con materiales reciclados como cartón, madera, papel, tarros de cristal, lana, fieltro, telas… Busca ideas en Pinterest o Instagram, ¡alucinarás la cantidad de propuestas que encontrarás!

12. Felicitaciones DIY

Puede que lo de enviar postales de Navidad sea una costumbre pasada de moda pero sin duda es mucho más personal y emotiva (y más barata, por supuesto) que comprar una o reenviar una felicitación por whatsapp… Haz tus propias tarjetas (de nuevo, busca ideas en Internet) y sorprende a tus seres queridos con una felicitación escrita de tu puño y letra. Cuesta menos dinero, pero tiene mucho más valor.

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *