Blog
Diferencias entre la carne blanca y la roja

Diferencias entre la carne blanca y la roja

Nomen      03/06/2019

¿Sabes cuáles son las principales diferencias entre la carne blanca y la roja? ¡En este artículo te las explicamos! Te contamos las características principales de cada tipo y su clasificación. ¡Toma nota!

Características nutricionales de la carne

La carne es una muy buena fuente de proteínas de alto valor biológico. Suele contener entre un 15 y un 25% de proteínas en su composición. Su contenido en hidratos de carbono es completamente nulo. Por otra parte, el contenido graso de la carne puede ser muy variable en función del tipo de carne que es, blanca o roja, pero sobre todo variará según la especie y la parte del animal.

El colesterol, al igual que en otros alimentos de origen animal, está muy presente en la carne. Y aunque es cierto que un exceso de colesterol en la dieta puede ser perjudicial para la salud, el colesterol es necesario para algunas funciones del cuerpo. Puedes encontrar más información en el artículo ¿Podemos vivir sin colesterol? ¡Descubre cómo mantenerlo a raya!

La carne es fuente de fósforo, potasio, zinc y hierro. Aunque las cantidades de hierro varían en función de la especie y tipo de carne, este hierro es de origen animal. Lo que significa que el organismo lo absorberá más fácilmente.

Además de minerales, la carne también posee un interesante contenido en vitaminas, principalmente las del complejo B, siendo la vitamina B12 una de las más importantes.

Se recomienda consumir entre 3 y 4 raciones de carne a la semana en una dieta omnívora. Si por contrario, sigues una dieta sin carne, puedes consultar los artículos Conoce más la dieta vegetariana y Mitos y realidades de la proteína vegetal para asegurar una alimentación completa y equilibrada.

Diferencias entre la carne blanca y la roja

Carne blanca

  • El contenido de grasa es relativamente bajo. La mayor parte se encuentra en la piel o es grasa visible que se puede retirar con facilidad.
  • El contenido calórico es un poco inferior que la carne roja, debido principalmente al menor contenido de grasa.
  • Entre ellas se incluyen las aves (pollo, pavo) y el conejo.
  • Se recomienda consumir entre 2 y 4 raciones de carne blanca a la semana.

Carne roja

  • El contenido de grasa es más alto. Predomina la grasa intramuscular, es decir, la que se encuentra acomodada entre las fibras musculares. También contiene grasa visible en mayor cantidad que la carne blanca.
  • El contenido calórico es superior a la carne blanca debido al mayor contenido en grasa.
  • Deben su coloración a la presencia de mioglobina.
  • Entre ellas se incluyen el cerdo, la ternera, el cordero, el buey, el caballo y la cabra.
  • Se recomienda consumir 1 o 2 raciones de carne roja a la semana, escogiendo las porciones más magras.

Carne procesada

  • Su contenido graso es el más elevado, ya que, en la mayoría de las veces, se utilizan partes con un contenido de tejido graso más alto. En ocasiones también se añade más grasa, principalmente saturada.
  • Su contenido en sal añadida es bastante elevado, por norma general.
  • Debido a los aditivos, el contenido de nitritos es más elevado.
  • Se incluyen como carnes procesadas: embutidos, longanizas, salchichas, hamburguesas, conservas, carnes desecadas o preparaciones a base de carne.
  • Se recomienda consumir como máximo 1 ración de carne procesada a la semana.

Ahora que ya conoces las diferencias entre la carne blanca y la roja, ¡elije bien!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *