Blog
Ensaladas fáciles

Ensaladas fáciles

Nomen      23/09/2020

Empecemos por el principio. ¿Qué es una ensalada? Parece una obviedad, pero hoy en día existen tantas recetas a las que llamamos “ensalada” que quizás merece la pena ir a buscar la definición en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Bien, pues “ensalada” es, según la RAE, una “hortaliza o conjunto de hortalizas mezcladas, cortadas en trozos y aderezadas con sal, aceite, vinagre y otros ingredientes”.

Ensaladas básicas, un comodín para el día a día

Un buen puñado de hojas de lechuga frescas y unas hortalizas como tomate, pimiento, pepino, cebolla, rábanos, zanahoria… troceados y aliñados con aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre. Para preparar una ensalada básica no hace falta más. Eso sí, la lechuga debe estar fresca y crujiente, para ello un buen truco es que la trocees y la guardes en la nevera en un recipiente, cubierta con agua fría, hasta el momento de preparar la ensalada. En ese momento, escúrrela y, si te molesta que tenga mucha agua, pasa las hojas por un centrifugador para lechuga, así estará fresca, crujiente y sin agua sobrante.

Ensalada de arroz

Convierte una ensalada básica en un plato único con arroz

Añade a tu ensalada básica un buen puñado de arroz cocido y tendrás un plato con todos los grupos de nutrientes que necesitas para una comida completa. Las mejores variedades de arroz para ensaladas son las de grano largo, que siempre queda suelto, como el basmati, que solo necesita 15 minutos de cocción, así que puedes empezar por hervir el arroz y estará listo y frío cuando quieras añadirlo a la ensalada. Recuerda pasarlo bajo el grifo de agua fría cuando esté cocido, para frenar la cocción y bajar rápidamente la temperatura del arroz.

El arroz salvaje también es perfecto para ensaladas, pero necesita unos 40 minutos de cocción. Y si tienes poco tiempo, puedes usar una variedad de cocción rápida, como el arroz rápido de Nomen (listo en 5 minutos) o los vasitos de arroz Nomen (de arroz redondo, basmati, arroz integral, integral con verduras y semillas o integral con quinoa), que solo necesitan 1 minuto en el microondas para estar listos para usar.

Más ingredientes para una ensalada fácil y completa

Puedes sustituir el arroz por quinoa o por pasta cocida. Lo ideal es que sea una pasta corta, como lazos, espirales o macarrones. Y añadir patata cocida troceada (prueba con las patatas mini que se cuecen en el microondas, se hacen rápido y solo tienes que cortarlas a cuartos), unas legumbres cocidas (garbanzos, judías blancas, lentejas…) o alguna conserva como atún o bonito, anchoas, sardinas, caballa… ¿Más ingredientes? Espárragos blancos, trigueros o judías verdes al vapor, maíz, huevo duro (troceado o hilado), aceitunas, aguacate, palitos de surimi, pechuga de pollo cocida, frutos secos (como pistachos, nueces, piñones, avellanas o pipas peladas), frutas frescas como manzana, mango o naranja… ¡Lo bueno de las ensaladas es que admiten toda clase de ingredientes!

Ensalada de verano

De ensalada completa a ensalada gourmet

Pero si lo que quieres es convertir tu ensalada en un plato gourmet, perfecto para un día de fiesta, debes incluir algún ingrediente que la haga especial. Por ejemplo, unas lonchas de jamón ibérico o jamón de pato, unas láminas de foie, unas lascas de parmesano (¡ah! Los quesos son otro ingrediente perfecto para darle chispa a una ensalada, desde el brie hasta el roquefort o el feta, pasando por el rulo de cabra o cualquier queso troceado), salmón ahumado, tacos de atún fresco a la plancha o marinado, unas colas de gambas o langostinos cocidos… Y para terminar, añade unos germinados (los hay de muchas clases, de alfalfa o de rábano están entre los más consumidos) o unos granos de sésamo tostados.

El toque final, el aderezo

Prepara para tu ensalada un aliño distinto y le darás un toque especial. Puedes añadirle unas perlas de aceite, sal y vinagre. O preparar una vinagreta como estas.

  • Vinagreta de mango: tritura aceite, vinagre, pulpa de mango, sal, pimienta y tomillo.
  • Aceite de albahaca: tritura unas hojas de albahaca fresca con aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra.
  • Vinagreta picante: mezcla aceite de oliva virgen con vinagre, un ajo chafado, menta, chile, sal y pimienta. Deja macerar 1 hora y luego tritura (puedes retirar el ajo y el chile si no quieres una vinagreta tan potente.
  • Vinagreta oriental: emulsiona aceite de oliva virgen con salsa de soja y vinagre de arroz. Añade cebollino picado y semillas de sésamo (o unas gotas de aceite de sésamo).
  • Vinagreta agridulce: emulsiona aceite de oliva virgen con vinagre balsámico y un poco de miel, sal y pimienta. Si sustituyes la miel por mostaza tendrás la clásica vinagreta de mostaza.
¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.