Blog
Renueva tus buenos hábitos

Renueva tus buenos hábitos

Nomen      07/01/2019

¿Ya has empezado a poner en práctica tus propósitos de año nuevo? Si te has propuesto mejorar tus hábitos, sigue leyendo para ver cómo puedes mejorar tu alimentación, actividad física y la sostenibilidad.

Pon orden en tu alimentación

Come de forma equilibrada

Recuerda incluir alimentos vegetales, farináceos y proteicos en tus menús. Habitualmente los vegetales, las legumbres y el pescado, sobre todo el azul, son los que más cuesta introducir en los menús. Este tipo de alimentos tienen cocciones más largas o necesitan preparaciones más laboriosas.

Una forma de facilitar el trabajo en el caso de las legumbres es comprarlas hervidas a granel o en conserva en el supermercado. Eso sí, si las compras en conserva debes fijarte en que sea buena. Es decir, que la lista de ingredientes sea básicamente la legumbre, agua, sal y algún tipo de conservante natural como el ácido acético presente en el vinagre o el ácido ascórbico (o vitamina C) presente en frutas y verduras.

En el caso de las verduras, siempre es bueno tener un poco de variedad en casa para poderlas incluir en los menús. Una buena opción es cocinar varias raciones de verduras al horno a la vez, así ahorrarás tiempo y en el momento de preparar la comida no te dará pereza prepararlas, ya que solo las vas a tener que calentar.

El pescado, aunque es un poquito más delicado, congelado aguanta bastante bien. Puedes pedir en la pescadería que te lo corten en filetes y guardarlo en bolsas de congelación en raciones individuales. Tardan mucho menos en descongelarse y será mucho más sencillo incluirlo en las comidas.

Puedes encontrar más consejos en cómo preparar un menú semanal variado y equilibrado.

Planifica tus comidas

Planificar tus comidas de la semana te ayudará a equilibrar mejor tus menús y a hacerlos más variados. Una buena planificación te permitirá que te anticipes para hacer la compra y tener todos los alimentos para preparar tus menús equilibrados. Además, con la planificación semanal puedes dejar la mayoría de las preparaciones hechas el fin de semana, así te ahorrarás tiempo de cocina durante la semana.

Haz la lista de la compra

Planificar tus comidas te va a facilitar hacer la compra. Comprueba los alimentos que ya tienes en casa y apunta los que vas a necesitar para completar los menús. Así no se te olvidara nada. Recuerda incluir en la lista algunos snacks saludables como frutos secos, fruta deshidratada y frutas frescas de temporada. Llevar algún snack de este tipo en el bolso te permitirá tomar algo a media mañana o media tarde. Además, hará que no llegues con tanta hambre a la siguiente comida y, comas de una forma más calmada. También hará que llegues a la siguiente comida sin tanta hambre.

El mejor momento para ir a hacer la compra es después de desayunar o de comer, cuando estés saciado. ¿Por qué? Porque tu compra no se verá influenciada por el hambre y evitarás los snacks insanos, como las patatas fritas o la bollería.

Mantente activo

Prueba nuevos deportes

Probar nuevos deportes puede abrirte puertas para hacer actividades más variadas. Alguno puede sorprenderte y engancharte. Además, aprovecha para practicar los deportes de temporada, ya que como estos solo se pueden practicar durante un periodo de tiempo limitado, la motivación es mayor. En el siguiente articulo puedes consultar los deportes para practicar al aire libre en invierno.

Crea una rutina asequible

Los entrenamientos que realices deben ser acorde con tus capacidades. Si los ejercicios que pretendes hacer están por encima de lo que puedes, puede resultar frustrante el no llegar a realizarlos o finalizarlos con un sobresfuerzo. Para asegurar tu máximo rendimiento dentro de un entrenamiento asequible, lo mejor es consultar a un entrenador/a personal. Él o ella sabrá hasta donde puedes llegar. Te acompañará durante el entrenamiento para recolocar malas posturas que se adoptan en el ejercicio.

Rétate a ti mismo

Ponerte nuevos retos y metas te mantendrán activo, debes tener en cuenta que solo debes “competir” contigo mismo y en función de tus posibilidades. Siempre sin olvidar el punto anterior, ya que si haces sobreesfuerzos para los que el cuerpo no está preparado puedes hacerte daño.

Sé más sostenible

Aprende a reciclar fácilmente

El reciclaje es sencillo siempre que tengas claro qué residuo va en cada contenedor y tengas un contenedor al menos con dos separadores. Aunque muchos de los contenedores para reciclaje tienen 3 separadores, en realidad con 2 es suficiente. Estos dos separadores los puedes destinar a los residuos que más generes. Puede ser envases de plástico y latas junto con orgánico, con papel o con vidrio. Depende de lo que en tu casa veas que tienes más.

Reduce los desechos

Si pones en práctica la planificación alimentaria semanal y basas tu compra en ella verás que al final de la semana has gastado prácticamente todos los alimentos frescos. Puede ser que el fin de semana te queden restos de preparaciones de la planificación, ya que en ocasiones se cocinan cantidades más elevadas de las que se consumen. En vez de tirar los restos del plato que no te comas durante la semana, el fin de semana puedes prepararte un menú de “sobras”. Seguramente te falte completar con algún grupo de alimentos. Puedes añadir por ejemplo una patata al microondas, un puñado de legumbres en conserva, una lata de atún o un tomate aliñado. ¡Fácil!

 

Ve integrando algunos de estos hábitos poco a poco y renueva tus buenos hábitos este año.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *