Blog
Trucos para conservar correctamente los alimentos

Trucos para conservar correctamente los alimentos

Nomen      13/08/2018

¿Sabes cómo se deben conservar los alimentos? La correcta conservación de los alimentos permite que estos duren un poco más de tiempo, y que se desperdicie una menor cantidad de comida. ¿Quieres saber algunos trucos para conservar correctamente los alimentos? Sigue leyendo y averigua cómo hacerlo.

Trucos para conservar alimentos

Ordena tu nevera

Cada tipo de alimento debe tener su lugar, por ejemplo, los huevos tienen un contenedor especial en la puerta, hay un cajón destinado a vegetales, las botellas tienen un compartimento en la puerta… También es importante que los alimentos cocinados estén separados de los alimentos crudos, y que ningún tipo de líquido, sangre u otros jugos goteen sobre alimentos ya cocinados.

Escoge bien el espacio para almacenar cada producto

Cada tipo de alimento tiene un tipo de ambiente para almacenarse según sus características, pero también según el tiempo que vaya a pasar hasta que los vayas a consumir. Por ejemplo, los alimentos en conserva, pasteurizados o UHT, se pueden guardar a temperatura ambiente mientras están cerrados, pero una vez se abren, tienen que guardarse en la nevera. Los alimentos frescos como la carne y el pescado se tienen que conservar en la nevera, a menos que no los vayas a consumir en los próximos dos o tres días, entonces es mejor congelarlos hasta que se vayan a utilizar, siempre devolviéndolos a la nevera con previsión para que dé tiempo a descongelarse antes de cocinarlos. Finalmente, los alimentos cocinados, que habitualmente se guardan en la nevera, también se pueden guardar en el congelador para que duren un periodo de tiempo más largo.

Descongela los alimentos en la nevera

La mejor manera de descongelar alimentos es en el frigorífico, en su propio recipiente y con el tiempo suficiente. Los alimentos de tamaño pequeño que sean para hervir, freír o cocer al horno, se pueden cocinar directamente congelados, ya que será más sencillo que el calor llegue al centro del producto y por tanto quede bien cocinado. En el caso de piezas más grandes esto es más costoso y es mejor dejarlo descongelar para que no quede crudo o congelado por dentro al cocinarlo directamente.

Enfría los alimentos correctamente

Aunque los alimentos deben enfriarse de la forma más rápida posible, no se recomienda meterlos en la nevera cuando aún están calientes, ya que pueden subir la temperatura de la nevera y permitir la multiplicación de microorganismos de otros alimentos. Puedes dividir el alimento en porciones más pequeñas para que se enfríe más rápidamente, al baño maría o en el caso de alimentos hervidos se puede sumergir en agua fría varias veces para bajar la temperatura del alimento. Una vez el alimento esté atemperado ya puedes guardarlo en la nevera.

No congeles de nuevo un alimento descongelado

Una vez has descongelado un alimento no se debería de volver a congelar. En el caso de que el alimento que has descongelado esté crudo, puedes volver a congelarlo después de haberlo cocinar, ya que después del proceso de cocción, el numero de microorganismos se habrá reducido de forma muy considerable.

Utiliza recipientes herméticamente cerrados

Para almacenar alimentos en la nevera, lo mejor es utilizar recipientes herméticamente cerrados, así se evitan contaminaciones cruzadas por microorganismos que viajen por el ambiente o por las superficies. Sobre todo, en el caso de alimentos ya cocinados, que solo vayas a recalentar, ya que este proceso no reduce el número de microorganismos.

Limpia y desinfecta tu nevera

Al menos una vez cada mes deberías vaciar la nevera y limpiarla bien y desinfectarla, ya que a veces el contacto de alimentos crudos con las superficies de la nevera puede provocar la contaminación de otros alimentos. Es importante que sigas las instrucciones del desinfectante que vayas a usar, y lo dejes actuar el tiempo que necesite, ya que, si no se deja actuar, este no tendrá el efecto esperado.

Ahora ya sabes algunos trucos para conservar los alimentos correctamente, ¡úsalos y reducirás el desperdicio de alimentos!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *