Blog
Descubre qué y cómo cocinar con arroz basmati

Descubre qué y cómo cocinar con arroz basmati

Nomen      29/01/2021

Seguro que has oido hablar de él, y es que su fama le precede. El arroz basmati es el rey de los acompañamientos, las ensaladas y los salteados, un arroz de grano largo y fino que los expertos consideran uno de los arroces más selectos y exquisitos del mundo. ¿Y qué es lo que lo hace tan especial? Pues que es un arroz muy aromático –posee un delicado aroma a nuez­ que se libera de una manera especial tras ser cocido–, tiene una blancura excepcional y un sabor único que lo diferencia de cualquier otra variedad de arroz.

¿De dónde viene el arroz basmati?

El arroz basmati es originario de los valles de la cordillera del Himalaya, que poseen la fama de cultivar el mejor basmati del mundo. Pero son varios los países que producen esta variedad de arroz desde hace siglos. Los más importantes son la India y el Pakistán, donde a menudo los granos de arroz se dejan envejecer durante algunos años antes de ser descascarillados, para conseguir potenciar aún más su aroma y lograr que tengan un porcentaje menor de agua (lo que permite que el arroz se cocine mejor). ¿Un dato curioso? El nombre del arroz basmati, en hindi (una de las lenguas oficiales de la India), significa “reina de las fragancias”. Por algo será, ¿no?

¿Cómo preparar arroz basmati? Consejos para cocinarlo bien

Como cualquier variedad de arroz, el basmati debe cocerse para poder ser consumido. Pero, a diferencia de muchos otros, necesita poco más de 10 minutos de cocción para estar listo (al ser un grano fino, necesita menos cocción que otras variedades). Así que, además de delicioso, es el mejor amigo de los que siempre van con prisas y tienen poco tiempo para cocinar.

Los granos del arroz basmati, después de ser cocidos, son aún más largos, y tienden a unirse entre sí, pero no son pegajosos después de cocinados. Por eso, si quieres que el arroz basmati te quede suelto, debes lavarlo varias veces con agua fría y limpia antes de cocerlo para conseguir eliminar el almidón.

Pero, ¿cómo se lava el arroz? Lo ideal es que lo hagas entre 30 minutos y 2 horas antes de cocinarlo. Pesa la cantidad de arroz que necesitas para tu receta (recuerda, lo recomendable son unos 50 gramos en crudo por persona si es un acompañamiento o un ingrediente más de una ensalada y unos 100 gramos en crudo por persona si el arroz es el ingrediente principal del plato). Luego, pon el arroz en un colador grande y lávalo bajo el grifo del agua fría, las veces que haga falta hasta que el agua que pasa a través del arroz salga limpia y clara. Puede que tengas que lavarlo hasta 6 veces para eliminar el almidón, así que ten paciencia. Una vez lavado, ya puedes cocerlo en agua con sal, como harías con cualquier otra variedad de arroz.

¡Ah! No dejes perder el agua de lavar el arroz, recupérala poniendo bajo el colador una cazuela o una olla grande, es un agua perfecta para regar las plantas, pues les proporciona muchos nutrientes a la vez que las hidrata.

Cómo hacer arroz basmati

¿Para qué tipo de platos se recomienda el arroz basmati?

Ensaladas

Una ensalada con arroz es un punto y aparte en el mundo de las ensaladas. Le aporta sabor, textura y consistencia al plato, y si el arroz es basmati, un delicado sabor a fruto seco que marida muy bien con las lechugas y hortalizas. Es en ensaladas donde el arroz basmati queda perfecto también combinado con otras variedades de arroz, especialmente de grano largo y que requieran un tiempo de cocción similar al del arroz basmati. Como el arroz largo o el arroz thai, por ejemplo. También queda muy bien si lo mezclas con arroz salvaje, aunque este necesita al menos 20 minutos de cocción para estar al dente (eso sí, aporta una textura crujiente inigualable…).

Platos exóticos y orientales

Por algo el arroz basmati es originario del Himalaya, ¿no? Es perfecto para preparar currys, ya sea como ingrediente principal o como acompañamiento de carnes o pescados al curry, también con verduras y frutos secos. Fíjate en esta receta, con manzana y cebolla, o en este arroz biryani, con guisantes y almendra.

Acompañamientos

Si quieres un acompañamiento fácil de hacer, delicioso y que va bien con cualquier receta que prepares, no lo dudes: arroz basmati. Cuécelo y alíñalo con hierbas aromáticas, aceite, especias (ajo en polvo, cúrcuma, incluso un toque de canela)… Y tendrás un recurso fácil que además completará nutricionalmente tu comida. ¿Quieres una solución aún más rápida para tus menús de diario? Utiliza los vasitos de arroz basmati de Nomen, que se preparan en tan solo 1 minuto, en el microondas. Cuando estén listos, voltea el vasito sobre un plato (¡incluso tienen una forma bonita perfecta para emplatar!).

Salteados

¡Ah… los salteados! Son un mundo dentro de las recetas de cocina: fáciles de hacer (atención, principiantes, tomad nota), rápidos, versátiles, sabrosos… Los puedes hacer de pollo, ternera, cerdo, cordero, pescado blanco o azul, marisco, legumbres, verduras… pero cualquiera de ellos mejora si añades como ingrediente el arroz basmati. Cuécelo como de costumbre y luego, cocina el arroz basmati salteado unos minutos en una sartén con un fondo de aceite de oliva (o de mantequilla, si no te importan las calorías). Si te van los sabores exóticos, saltéalo con un poco de aceite de coco. Añade las especias que más te gusten (pimienta, pimentón dulce o picante, cúrcuma, clavo… sin pasarte, claro está), remueve con cuidado y mézclalo con el resto de ingredientes del salteado. ¡Espectacular! Como este arroz basmati con atún macerado y salteado de verduras.

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *