Blog
Curry, aprende a usarlo en tu cocina

Curry, aprende a usarlo en tu cocina

Nomen      28/10/2020

Por su sabor intenso, exótico y ligeramente picante, el curry engancha. Pero precisamente porque es fuerte, en la cocina hay que saber usarlo, con moderación, para conseguir ese toque único sin enmascarar el sabor del resto de alimentos.

¿Qué es el curry?

Con el nombre de curry nos podemos referir tanto a la mezcla de especias en polvo como a los platos en los que se utiliza este sazonador. Existen infinitas variedades de curry, en función de las especias que se mezclen y también de la proporción en que se incluyan en la mezcla. Incluso varía en función del país de donde provenga, principalmente la India, de donde es originario (se dice que los ingleses fueron los que trajeron esta mezcla de especias a Europa en el siglo XVIII), Tailandia, África, China, Malasia…

Una deliciosa mezcla de especias

Aunque es cierto que pueden variar de un curry a otro, los ingredientes más habituales del curry son cúrcuma, comino, clavo, cilantro, jengibre, canela, cardamomo, guindilla, pimienta y chile. Nuez moscada, sésamo, ajo, pimentón, laurel y cayena son otros ingredientes que puede incorporar.

Haz un curry a tu gusto

¿Te animas a preparar tu propio curry casero? Solo tienes que mezclar las especias que más te gusten, en la cantidad que tú decidas (así podrás hacerlo más o menos picante, más o menos intenso…). Si algunas de las especias son en grano, como el cardamomo o el sésamo, tuéstalas ligeramente en una sartén sin aceite y luego tritúralas hasta lograr un polvo con el que mezclar el resto de especias en polvo.

Curry de colores

Aunque el curry más habitual tiene un color amarillento, debido a que la cúrcuma es su principal ingrediente, también existe el curry rojo, que debe su color al chile rojo, y el curry verde, que incluye chile verde, hojas de lima y albahaca, por eso adquiere una tonalidad verdosa.

Curry con nombre propio

También existen currys con nombre propio, como el garam masala, el de Madrás (de la India), el vindaloo o el tandoori. Todos ellos son tipos de curry, con ligeras variaciones en los ingredientes y en las proporciones de los mismos.

Usar bien el curry

El curry es un condimento muy versátil en la cocina. Porque marida a la perfección con muchísimos alimentos. Uno de los más recurrentes es el arroz (ya sea redondo, largo, basmati, thai…), pues su sabor neutro no compite con el del curry, pero también queda perfecto con pasta, verduras y hortalizas, cremas y sopas, pollo, ternera, pescados y mariscos. Puedes añadirlo a cualquier salsa o guiso (con 1 cucharadita bastará) cuando hierva. Y si quieres potenciar el sabor exótico de cualquier plato, diluye el curry en un poco de leche de coco antes de añadirlo.

Salsa de curry

Receta fácil de salsa de curry

Servir cualquier plato de carne, pescado, arroz o pasta acompañada de un bol con salsa de curry es la opción más fácil para introducirlo en tu mesa. Además, así cada comensal puede elegir la cantidad de curry que le añade al plato. Y puedes convertir un simple pollo a la plancha o un pescado al vapor en un plato diferente, exótico y muy especial.

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de curry en polvo
  • 250 ml de nata líquida para cocinar
  • 1 cebolleta
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra

Elaboración:

Pela la cebolleta y pícala lo más fina que puedas (o rállala si te molesta encontrar trocitos en la salsa). Póchala en un cazo con un chorrito de aceite de oliva. Cuando coja transparencia, agrega el curry y remueve bien con una cuchara de madera. Agrega la nata y remueve bien. Añade una pizca de sal y de pimienta negra recién molida, deja cocer la salsa unos minutos a fuego lento para que reduzca un poco y adquiera la textura de salsa.

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *