Blog
5 meriendas frescas y saludables para los peques

5 meriendas frescas y saludables para los peques

Nomen      09/07/2018

¡Ya ha llegado el buen tiempo! Y para hacer frente al calor, a menudo nos apetecen cosas fresquitas, sobre todo a los más peques de la casa que se pasan el día corriendo y jugando, gastando su energía. Hoy, te proponemos 5 ideas de meriendas, saludables y refrescantes, para que disfruten del verano. ¡Toma nota!

 

5 opciones frescas y saludables para la merienda de los niños

  1. Frutas congeladas bañadas en yogur natural desnatado: En primer lugar, corta la fruta en pequeños dados. En caso de que hayas elegido frutas pequeñitas como, por ejemplo, los arándanos, es mejor que dejes las piezas enteras. A continuación, colócalas en un palo tipo brocheta, alternando frutas y colores. Baña tus pinchitos de fruta en yogur, de modo que queden todas las frutas bien cubiertas y colócalas todas en una bandeja en el congelador. Una vez se haya congelado el yogur, estarán listas para consumir, solo tendremos que servirlas en un plato o bandeja para empezar a disfrutar.

 

  1. Bizcocho de plátano: Para preparar este delicioso bizcocho necesitas 3 huevos medianos, 3 plátanos maduros, 150 g de harina de trigo integral Nomen, 50 g de aceite de oliva virgen, 1 sobre de levadura, aproximadamente 15 g, y una pizca de sal. Cuando ya tengas todos los ingredientes preparados, lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 200ºC. Corta el plátano en pequeños trozos y, con la ayuda de un tenedor, machácalos hasta que quede bien triturado. Seguidamente, añade los huevos y mézclalos bien con el plátano. Añade la harina, la levadura y la sal y vuelve a mezclar hasta obtener una masa homogénea.  Baja la temperatura del horno a 180ºC e introduce la masa durante, más o menos, 10 minutos. Cuando el bizcocho esté cocido y veas que ya está un poco dorado por encima, retíralo y déjalo que se enfríe. ¡Listo! Ya tienes una deliciosa merienda casera, perfecta para acompañarla con un vaso de leche o un yogur y un poco de fruta.

 

  1. Helados cremosos de fruta natural: Preparar helados en casa es posible. En primer lugar, lava, pela y corta tus frutas favoritas y ponlas en el congelador hasta que estén bien congeladas. Pasado este tiempo, tritúralas bien hasta que consigas una textura homogénea. A continuación, te proponemos algunas combinaciones de frutas fantásticas para preparar esta receta: plátano y fresas (podemos añadir un poco de coco rallado al gusto); mango y piña (podemos añadir algunas hojas de menta); plátano con virutas de chocolate negro (podemos añadir canela al gusto). Una vez tenemos todo bien triturado, solo hace falta servirlo en un bol y que los peques lo disfruten.

 

  1. Sándwich de galleta relleno de yogur helado: En primer lugar prepara el relleno de yogur, simplemente tienes que cortar un dedo por encima del culo de un vaso de plástico, rellenarlo de yogur y meterlo en el congelador. Haz tantos moldes como necesites. A continuación empieza con la preparación de las galletas, para estas necesitaremos: 125g de remolacha cocida, 100g harina integral de trigo Nomen, 100g de chips de chocolate negro, 5g de estevia en polvo, una cucharada de aceite de oliva, una cucharadita de esencia de vainilla y otra de levadura. Antes de empezar pon el horno a calentar a 200ºC. Primero mezcla los ingredientes secos en un bol y añade el aceite y la esencia de vainilla. A continuación, tritura la remolacha y la añade al bol, también añade las chips de chocolate y mezcla hasta que quede una masa homogénea. Una vez tengas la masa preparada, disponla en forma de galleta con una medida parecida a los discos de yogur helado y hornéalas durante 20 minutos a 180ºC. Una vez tenemos las galletas atemperadas, desmoldamos los discos de yogur helado y montamos los sándwiches.

 

  1. Creps de harina de arroz: ¿Has preparado alguna vez creps de harina de arroz? ¡No te lo puedes perder! Necesitarás 1 huevo, 100 g de harina de arroz Nomen, 150 ml de leche o de bebida vegetal, un pellizco de sal y aceite de oliva virgen para engrasar la paella. Añade todos los ingredientes en un recipiente y bate hasta que queden bien integrados. Finalmente, calienta la paella con un chorrito de aceite, y con un cucharon, vierte la masa y, poco a poco, expándela para que cubra toda la paella. Cuando la masa esté cuajada dale la vuelta al crep y deja que se dore también por la otra cara. Retíralo de la paella y déjalo enfriar. Cuando ya las tengas todas listas, rellénalas con mermelada, queso fresco para untar, fruta fresca, crema de frutos secos… ¡Con lo que más te guste! Y, recuerda, si te sobra masa se puede congelar para disfrutar otra vez.

 

¿Has visto que fácil es optar por meriendas saludables para los peques? ¿A qué esperas para probarlas?

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *