Blog
Recetas con algas

Recetas con algas

Nomen      16/12/2019

¿Te gustan las algas? Debido a su sabor tan característico y la cantidad de propiedades nutricionales que aportan, cada vez están siendo más populares en la cocina occidental. A continuación, te damos 3 recetas deliciosas y fáciles, que podrás realizar en casa y que darán un toque original a tus platos.

Las algas son las grandes desconocidas en la cocina mediterránea. Pese a ello, cada vez son más los cocineros que se atreven a usarlas en platos tan tradicionales como un guiso de pescado o un potaje de garbanzos. Ya que aportan un sabor muy característico y además enriquecen el plato con vitaminas, sales minerales y otros componentes beneficiosos.

Existen muchos tipos de algas. Todas ellas se clasifican en tres grupos según su color: algas verdes, algas rojas y algas pardas. Obviamente en los países asiáticos se utilizan una gran variedad de ellas, pero en la cocina occidental las más utilizadas son: alga wakame, alga nori y alga espirulina.

La forma de introducirlas en nuestros platos es realmente simple. La mayoría de estas algas se comercializan deshidratadas, por lo que llevaremos a cabo una rehidratación previa de unos minutos antes de añadirlas. No obstante, lo más recomendable es leer las instrucciones del fabricante. En el caso de la espirulina se suele vender en polvo, lo cual facilita mucho su uso.

Las propiedades nutricionales de las algas son múltiples y variadas, ya que son alimentos ricos en vitaminas (vitamina A, C, E, K, B9) y minerales (calcio, hierro, potasio, magnesio, fosforo, sodio, zinc). Además, el aporte de calorías es muy bajo y no contienen grasa ni colesterol. Algunas de ellas pueden aportar ácidos grasos esenciales omega-3, como en el caso de la espirulina.

Existen situaciones clínicas en las que hay que tener especialmente cuidado con la cantidad de algas que se ingiere, debido a la concentración de minerales que posee. Como puede ser alteraciones en la glándula tiroidea, dado que tienen mucha concentración de iodo, o enfermedades renales, ya que poseen una gran cantidad de potasio. También durante el embarazo y la lactancia pueden tomarse algas, pero no es aconsejable tomarlas muy frecuentemente. Por ello en caso de duda es siempre recomendable consultar con un médico. 

3 recetas con algas 

Bowl de poke con quinoa, salmón y wakame

Los bowls de poke son una manera muy simple y deliciosa de incorporar las algas a nuestra dieta. Estos platos se pueden preparar con casi cualquier cosa que tengamos en la nevera. 

Ingredientes

  • 1 taza de quinoa Nomen
  • 30g de salmón crudo
  • Tomates cherry al gusto
  • Algas wakame
  • Pepino
  • Edamame
  • Mango
  • Media zanahoria
  • Medio aguacate
  • Salsa de soja

Elaboración:

  1. Pon a cocer la quinoa en una olla. Una vez que esté cocida déjala a un lado hasta que se enfríe. También se puede sustituir la quinoa por arroz de sushi Nomen o arroz integral Nomen.
  2. Parte en dados el salmón y marínalo junto con la salsa de soja durante un par de horas. Ya que vamos a comer el pescado crudo es muy importante que te asegures de que ha sido congelado previamente. De esta manera evitamos la contaminación por anisakis.
  3. Trocea en dados el mango, la zanahoria, el pepino y los tomates. Las cantidades va a depender de los gustos de cada uno.
  4. Combina todos los ingredientes en un bol y añade semillas de sésamo para decorar ¡Voilà! ¡A disfrutar!

Sopa de pescado y arroz con algas nori

Aquí te dejamos una receta estupenda para esos días fríos que solo nos apetece comer caliente y estar en casa. Por qué ¿a quién no le gusta una buena sopa?

Ingredientes

  • 250g de salmón
  • 250g de congrio
  • Media taza de arroz integral Nomen
  • 5g de alga nori
  • Media zanahoria
  • Un cuarto de calabacín
  • Un cuarto de cebolla
  • Un cacito de guisantes
  • Una penca de apio
  • 1L de caldo de pescado

Elaboración:

  1. Cortar en daditos todas las verduras y pocharlas en una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal.
  2. Pasados unos minutos añadir el arroz y el caldo de pescado. Dejar que se cueza unos 15 minutos.
  3. Rehidrata el alga nori picada en un bol durante unos 2-3 minutos. Una vez hecho añádela a la olla y deja cocer durante 10 minutos.
  4. Limpiar y cortar el pescado en daditos. Una vez hecho incorpora a la olla y déjalo hervir durante un par de minutos. Una vez rompa a hervir apaga el fuego y deja reposar.
  5. Pasado unos minutos sirve y añade un poco de perejil por encima. 

Smoothie de espirulina, plátano, mango y arándanos

Teniendo en cuenta lo poco que se tarda en elaborar este smoothie, ya no habrá excusas para no desayunar sano. Tanto su sabor como su color es espectacular, ¡dale un toque de color a tus mañanas y comienza el día con energía!

Ingredientes

  • 1 plátano pelado y troceado
  • Un puñado de arándanos
  • Medio mango
  • Un vaso y medio de bebida vegetal de avena Nomen
  • 1 cucharadita de espirulina en polvo
  • Extracto de vainilla
  • Coco rallado

Elaboración

  1. Ponemos la bebida vegetal en el vaso de la batidora y, a continuación, añadimos las frutas cortadas con el resto de los ingredientes.
  2. Vertemos en un vaso y decoramos con unas virutas de coco rallado por encima.

También podemos utilizar un yogur, en vez de bebida vegetal, y fruta congelada para obtener un batido más espeso y fresquito, ideal para el verano.

Sabemos que las algas no son un alimento muy común en nuestra cocina, pero después de leer este artículo esperamos que te animes a probarlas. ¡Dale a un toque distinto y delicioso a tus platos!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *