Blog
Conoce las características de la gastronomía marroquí

Conoce las características de la gastronomía marroquí

Nomen      24/01/2020

La cultura marroquí es el resultado de un conjunto de culturas que se han fusionado dando como resultado una gastronomía excepcional. En este artículo te contaremos algunas curiosidades y los alimentos más utilizados, así como platos típicos de esta cocina tan especial.

Características de la cocina marroquí

La historia gastronómica de un país se va forjando con la influencia de las distintas culturas que van pasando por su geografía y el paso de tiempo. En este caso la comida marroquí resulta de una fusión entre la cultura del norte de África, árabe y mediterránea. Posee un carácter familiar y una elaboración muy casera y sencilla. Las tres mejores ciudades de Marruecos para experimentar esta gastronomía tan exquisita son Fez, Marrakech y Essaouira. Por lo que si estás pensado en una escapada por este país son paradas obligatorias en tu ruta.

Es un tipo de cocina donde abundan las verduras y frutas, especias, cereales, legumbres y en general poca carne. Se caracteriza por la combinación de los sabores dulce y salado, algo que está muy presente también en la gastronomía típica de Extremo Oriente.

Los ingredientes típicos de la comida marroquí son las especias

Las más utilizadas son: canela, comino, cúrcuma, jengibre, pimienta negra, pimentón, semillas de anís, azafrán y menta. Todas ellas son las responsables de dar ese toque tan distinguido de la comida marroquí.

El uso de frutas y verduras de temporada está muy presente, gracias en parte a su influencia de la cultura mediterránea, siendo la berenjena la más destacada. También es típico encontrar ajos, tomates, cebollas o zanahorias. El uso de cítricos como el limón es muy importante, ya que se emplea en innumerables platos. Otras frutas que también se emplean con mucha frecuencia son el melón y las uvas. Pero sin duda algo que no puede faltar en la cocina marroquí son los dátiles y los frutos secos, tanto para la elaboración de platos tradicionales salados como para los postres.

Para cocinar suelen utilizar el aceite de oliva, así como aceite extraído de las nueces de argán. La cocina marroquí tiene una gran variedad de aceitunas que utilizan muy a menudo en sus platos.

Las carnes y pescados en la gastronomía marroquí

Las carnes que están más presentes en los guisos y estofados son el pollo y el cordero. Mientras que la carne de vacuno la suelen utilizar con mucha menos frecuencia.

El consumo de pescado depende de la situación geográfica. Por ello, pueblos que se sitúen cerca de la costa van a comer mayor cantidad de pescado que los pueblos del interior.

Otro ingrediente fundamental en la gastronomía marroquí son los cereales. No existen panaderías como tal, ya que el tradicional pan de pita se prepara artesanalmente en los hornos de leña de los hogares. No se puede olvidar el famoso cuscús, un plato típico que no puede faltar en la mesa. Se trata de un tipo de sémola de trigo duro que se cocina al vapor.

Por último y no por ello menos importante, debido a su carácter familiar y social, la bebida típica por excelencia es el té moruno. Con tan solo cuatro ingredientes (té verde, azúcar, hierbabuena y agua) esta deliciosa bebida es una de las especialidades de la zona.

Hay que tener en cuenta que no suelen haber muchos libros de la gastronomía marroquí ya que las recetas y los consejos culinarios van pasando de generación en generación. Por ello, la gastronomía marroquí posee una esencia tradicional muy especial.

Platos típicos de la gastronomía marroquí

A continuación, os explicamos de algunos platos típicos de la cocina marroquí.

Bastilla

La bastilla es un plato donde se fusionan a la perfección los sabores dulce y salado. Tiene aspecto de pastel de hojaldre relleno de distintas capas. Una de las capas es carne de pollo o paloma con especias que lo hacen ligeramente picante, intercalada con una pasta de almendra y huevo. La parte superior del pastel se decora con azúcar glas y canela. Este plato es uno de los platos dulces y salados más populares.

Tajine

El nombre de este plato viene dado por recipiente en el que se prepara. Un tajine es una cazuela de barro cocido compuesto por un plato y una tapadera de forma cónica. Esta forma le confiere al recipiente un cierre casi hermético.

El tajine consiste en un guiso elaborado a fuego muy lento durante varias horas. Hay muchas formas de realizar este plato, pero las más comunes son el tajine de cordero y el de pollo. El tajine de cordero se elabora con legumbres, almendras y ciruelas, todo aderezado con canela o azafrán. Mientras que el tajine de pollo suele llevar pollo con limón, aceitunas y una salsa de tomate, deliciosa, muy especiada.

Cous Cous

El cuscús es uno de los platos que más se ha popularizado fuera de Marruecos debido a su fácil elaboración y rico sabor. Es un plato que se elabora a partir de granos de sémola de trigo cocinados al vapor y en el que se pueden añadir un sinfín de ingredientes. Siempre va acompañado de verduras hervidas cortadas en grades trozos y carne, que puede ser de cordero, pollo o ternera.

A pesar de que es un plato muy conocido en todo el mundo, su elaboración tiene un carácter formal y se suele realizar los viernes. El viernes para los musulmanes es un día sagrado, de rezo. Los viernes se comienza a elaborar este plato a primera hora de la mañana, ya que lleva bastante tiempo su cocción. Es tradición compartir el cuscús con la familia, amigos y/o vecinos. Por todo ello, el cuscús es un símbolo de hospitalidad.

Esperamos que tras leer este artículo te haya picado el gusanillo, te apetezca conocer y empaparte más de esta cultura y gastronomía tan especial. Y si por si te ha entrado el hambre, echa un vistazo algunas de las recetas exóticas y originales que te proponemos de cuscús y ensalada tibias marroquíes para que las puedas recrear en casa.

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *