Blog
Cómo hacer pasta casera fresca

Cómo hacer pasta casera fresca

Nomen      08/10/2018

¿Alguna vez has probado de hacer pasta fresca en casa? Parece mucho más complicado de lo que en realidad es. Solo necesitas sémola de algún cereal y agua. La mayoría de la gente también usa huevo para mejorar la textura y que sea más fácil de trabajar.

Te explicamos como hacer pasta fresca casera con la Sémola de Trigo Nomen y la Sémola de Arroz Nomen.

 

Receta para hacer pasta fresca casera

Ingredientes (para 2 personas):

  • 200g de sémola
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • (condimento)
  • Agua

 

Elaboración:

  1. Añade en un bol la sémola, el huevo, el aceite y un par de cucharadas soperas de agua y mezcla bien con una espátula. Si quieres añadir algún condimento, como especias, o puedes dar sabor a la pasta con algún vegetal. Te damos algunas ideas: tomates deshidratados, albahaca, espinacas, tinta de calamar, olivas, remolacha… Ten en cuenta que, si añades vegetales, puede ser que no necesites agua de adición y que necesites añadir más cantidad de sémola. Todo depende de su contenido de agua.
  2. Cuando los ingredientes estén más o menos integrados, empieza a amasar la pasta en el mármol, con las manos y con fuerza, más o menos durante 5 minutos. Luego déjala reposar entre 10 y 15 minutos.
  3. Estira la masa. Para estirar y aplanar la masa lo más cómodo es utilizar una máquina de pasta. Pero si no tienes, lo puedes hacer de la forma tradicional con un rodillo de madera.

Si la vas a estirar con la máquina, es mejor que la aplanes un poco antes y que abras del todo los rodillos. A medida que pasas la masa, ve cerrando los rodillos para que quede fina.

Si lo haces manualmente con el rodillo, vigila que toda la masa quede más o menos con el mismo grosor.

  1. A continuación, corta la pasta de la forma que quieras. En cuadrados para lasaña, en tallarines, rigattone, fetuchini… Para cortar los tallarines y los fetuchini lo más fácil es doblar en 3 o 4 partes la masa para que los cortes sean más rectos.
  2. Una vez tengas la masa puedes cocerla o dejarla secar.

Para secarla la tienes que dejar en una barra para que se ventile durante unas horas. Si la secas bien y la guardas en un recipiente hermético, te puede durar hasta 2 días. Si la congelas, dura hasta 2 meses.

Si la quieres cocinar, es recomendable dejarla secar unos 30 minutos. De esta manera perderá un poco de agua y no quedará pasada. También la puedes cocer cuando la tengas terminada. Para hervirla tienes que poner agua abundante en una olla con un copo de sal y echar la pasta cuando el agua ya esté hirviendo. No la tires antes, quedará blanda y pasada. Hierve la pasta durante 2 o 3 minutos dependiendo del grosor. Ten en cuenta que no se tiene que hidratar como la pasta seca, es tan solo para que se cueza un poco la sémola.

 

En caso de que seas vegano o tengas alergia a la proteína del huevo, puedes hacer la pasta sin huevo. Solo tendrás que añadir más agua según te pida la masa, aproximadamente 50ml.

 

Consejos para elaborar la perfecta pasta fresca

No añadas toda el agua al principio

Añade el agua según la masa la vaya necesitando, así no te pasaras y no será necesario añadir más sémola.

Amasado fácil

Si ves que te cuesta mucho amasar la pasta, déjala reposar unos minutos y vuelve a amasar. A veces la masa se pone dura y necesita reposar.

Que la masa no se pegue

Enharina la superficie en la que vayas a trabajar para que no se pegue la masa, puedes hacerlo con harina o con sémola, eso sí, intenta que sea del mismo cereal que estás haciendo la pasta.

Deja reposar la pasta

No hiervas la pasta justo al terminarla, deja que se seque un par de horas y luego cuécela. Esto le permitirá eliminar un poco de humedad, así se podrá quedar un poco más de tiempo en el agua hirviendo y que la sémola del cereal se cueza mejor.

La práctica hace al maestro

Ármate de paciencia, la elaboración de pasta es un poco costosa, sobre todo la primera vez, pero luego resulta más sencillo. ¡No te rindas!

 

¡Anímate y que te pillen con las manos en la masa!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *