Blog
Qué semillas plantar en octubre para tu huerto

Qué semillas plantar en octubre para tu huerto

Nomen      07/10/2019

¿Ha acabado la temporada de cultivo de verano y no sabes qué plantar? ¿Quieres empezar un pequeño huerto urbano y no sabes qué semillas plantar? En este artículo te proponemos algunos cultivos para sembrar en octubre y algunos de sus cuidados. Recuerda que si tienes alguna duda de cómo empezar tu pequeño huerto puedes consultar el artículo Crea tu huerto urbano. No esperes a la primavera para volver a sembrar cultivos y ¡disfruta de tu huerto urbano!

Antes de empezar

Lo primero que debes hacer es limpiar tu huerto, ya sea en el suelo, en mesas de cultivo o macetas. Este paso es muy necesario ya que seguramente habrán quedado restos de cultivos anteriores, ya sea en forma de hojas o raíces secas.

Deshazte de los brotes enfermos o estropeados. Si han contaminado el sustrato, lo mejor es eliminar toda la parte contaminada para evitar la propagación de enfermedades a los nuevos cultivos. Es importante realizar un buen saneado del sustrato donde reubicarás nuevas semillas para cultivar esta temporada.

También es imprescindible aportar una buena dosis de nutrientes. De esta manera, las nuevas semillas los usarán para germinar y desarrollar una nueva planta. Debes tener en cuenta que, cuando obtienes un sustrato nuevo este posee una buena cantidad de nutrientes. A medida que la planta crece y se desarrolla, los va utilizando y va empobreciendo el suelo. Por eso es imprescindible aportar materia orgánica o compostaje para renutrir el sustrato y no perjudicar el crecimiento de tus cultivos.

Qué semillas plantar en octubre: cultivos

Estos son algunos de los cultivos que pueden empezar a sembrarse para obtener una buena producción durante la temporada. Recuerda que si eres principiantes, una buena opción es empezar el huerto con cultivos sencillos o algún plantel en vez de cultivar la semilla des de cero. ¡Empecemos a ver qué semillas plantar!

Guisantes

La planta del guisante es una planta trepadora que necesita un buen entutorado para su crecimiento. Es decir, es el palo que se pone para que las semillas puedan crecer a lo alto. Asegúrate de que este es suficientemente fuerte y alto para soportar el peso de la planta y sus frutos, y permitir un buen desarrollo. La planta del guisante, igual que las demás leguminosas, tiene la virtud de enriquecer el suelo donde crece, haciendo que este esté en óptimas condiciones una vez acabe su ciclo de vida y decidas iniciar otro cultivo.

Necesidades de riego: 2 veces a la semana aproximadamente. Evita los encharcamientos.

Método de siembra: es recomendable dejar en remojo al menos entre 12 y 24 horas antes de sembrar la semilla para hidratarla y facilitar la germinación. Se puede hacer siembra directa, o germinar previamente con el método del papel absorbente para asegurar su viabilidad.

Tiempo de germinación: 2 semanas en sustrato y un poco menos con el método del papel absorbente.

Lechuga

La lechuga es un básico del huerto urbano. No necesita demasiado espacio para crecer y se pueden recolectar sus hojas a medida que va creciendo. Aunque es cierto que no necesita demasiada luz para crecer y se adapta bien a lugares con sombra, es recomendable que le llegue la luz del sol directa al menos 2 o 3 horas al día.

Necesidades de riego: 2 veces a la semana.

Método de siembra: se puede sembrar directamente en una mesa de cultivo o en el suelo. O sembrar la semilla en un semillero y trasplantarla a su lugar definitivo una vez mida unos 5 cm.

Tiempo de germinación: 1 semana aproximadamente.

Rabanitos

Los rabanitos son ideales para hortelanos novatos, tienen un cultivo sencillo y corto, lo que permite recolectar y disfrutar de la cosecha en poco tiempo. Al igual que la lechuga, el rábano no es demasiado exigente en cuanto a luz solar. Puedes aprovechar los espacios menos soleados para este cultivo.

Necesidades de riego: 1 – 2 veces a la semana.

Método de siembra: de manera directa al suelo o a la mesa de cultivo.

Tiempo de germinación: 1 semana aproximadamente.

Zanahoria

Es muy importante limpiar la zona de siembra de las zanahorias, principalmente de piedras y hierbajos. Estos pueden distorsionar el crecimiento de la raíz, que es la parte que utilizaremos en la cocina.

Necesidades de riego: 1 – 2 veces a la semana.

Método de siembra: de forma directa al suelo o a la mesa de cultivo. No necesitas realizar una germinación previa.

Tiempo de germinación: entre 2 y 3 semanas.

Menta

La menta es una de las planta aromáticas más habituales en las terracitas y balcones por su agradable olor y sus múltiples usos culinarios. Aunque no lo aparenta por su delicado aspecto, es una planta muy resistente a enfermedades y temperaturas extremas. Su cultivo es fácil.

Necesidades de riego: 2 o 3 veces a la semana. Evitar encharcamientos.

Método de siembra: de manera directa a partir de semillas o reproducción a partir de esquejes. La reproducción de esquejes de menta resulta mucho más fácil y menos laboriosa que la siembra de semillas. Solo tienes que poner unas cuantas ramitas en un vaso con 2 o 3 dedos de agua. Cambia agua para que siempre esté limpia. Podrás plantar los esquejes en sustrato una vez tengan un poco de raíz (2 o 3 cm al menos).

Tiempo de germinación: 2 o 3 semanas.

Violetas

Las violetas, además de ser decorativas en el huerto lo pueden ser en tus platos, ya que son flores comestibles. Estas, también se caracterizan por llamar la atención de insectos polinizadores, que resultan muy beneficiosos para el huerto.

Necesidades de riego: 1 vez a la semana.

Método de siembra: directa al lugar definitivo (suelo, mesa de cultivo o maceta) o en semilleros.

Tiempo de germinación: 3 o 4 semanas.

 

¡Disfruta de tu huerto todo el año! Ahora que hemos respondido a tu pregunta de qué semillas plantar en octubre, esperamos que te animes a iniciarte.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *