Blog
¿Sabes qué es el mate?

¿Sabes qué es el mate?

Nomen      04/03/2019

¿Has viajado alguna vez al sur de América Latina? ¿Has oído hablar del mate? El mate es una bebida muy típica de estos países, sobre todo de Argentina y Uruguay. ¿Quieres saber más sobre el mate? ¡Te contamos desde sus orígenes a cómo preparártelo!

 

¿Qué es el mate?

El mate es una infusión característica del Sur de América. Se prepara en una especie de recipiente con una forma abombillada, en el que se añade la yerba mate y el agua caliente. El consumo de esta infusión es muy popular en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil. Esta bebida resulta tan importante en el día a día, que en Argentina fue declarada infusión nacional en 2013. Más tarde, en enero de 2015, declararon el 30 de noviembre el Día Nacional del Mate.

La yerba mate es una planta que crece en las cuencas de distintos ríos latinoamericanos, principalmente argentinos. Esta planta debe recibir un proceso de calentado rápido, secado y molido para convertirse en una yerba infusionable.

Las costumbres de tomar mate, cómo tomarlo y qué variedades se consumen más puede variar en función del país.

 

¿Dónde se toma el mate?

El recipiente en el que se prepara el mate de forma tradicional recibe varios nombres. Entre ellos mate, pero también lo llaman cuia, porongo o guampa, dependiendo de la región. Puede estar hecho de diferentes materiales, como calabaza, metal, madera o cuero.

El recipiente tiene que ir junto a la bombilla. Ésta es una pajita de metal que acaba en un pequeño filtro para no absorber la yerba a través del tubo.

También es necesario disponer de un termo para llevar agua caliente para preparar el mate.

 

¿Cómo se prepara el mate?

Según el Instituto Nacional de la Yerba Mate, deben seguirse 5 pasos:

  1. Llenar el mate (recipiente) en ¾ partes con la yerba. La yerba puede estar junto a elementos aromáticos para darle sabor al mate, como por ejemplo ralladura de piel de frutas cítricas.
  2. Tapar con la mano el recipiente, darle la vuelta y agitarlo bien para que los ingredientes se mezclen de forma homogénea.
  3. Colocar la yerba de modo que quede ocupando la mitad del recipiente en 45º y formando un pequeño agujero. Añadir un chorrito de agua tibia (entre 70 – 80 ºC) para humedecer la parte baja.
  4. Introducir la “bombilla” presionando la pared interna del mate intentando que se quede fija.
  5. Rellenar el recipiente de agua caliente por el lado de la bombilla y disfrutar de tu mate.

 

¿Qué características tiene a nivel nutricional?

El mate tiene características o propiedades parecidas a las bebidas más habituales en España. Como el té y el café. Contiene nutrientes como vitaminas, minerales y aminoácidos en pequeñas cantidades.

Tiene una gran cantidad de polifenoles, lo que le otorga un gran poder antioxidante. Incluso puede llegar a ser un poco mayor a la del té verde. Los polifenoles, gracias a su poder antioxidante, pueden ayudar a mejorar el perfil lipídico en sangre.

La presencia de saponinas es lo que le confiere el característico sabor amargo. Además, son antioxidantes y secuestradores biliares, lo que en nuestro organismo se traduce en una mejora de los lípidos en sangre.

La yerba mate es rica en xantinas, principalmente la cafeína y la teobromina. Estos compuestos producen una estimulación del sistema nervioso central. Por lo que, en dosis moderadas, pueden mejorar el rendimiento mental y físico y mantener el organismo en estado de alerta. Debido a este componente estimulador, el mate suele tomarse por la mañana, como se toma el café en España. Aunque es habitual ver a argentinos y uruguayos con porongos a todas horas por la calle.

 

¿Qué orígenes tiene la yerba mate?

El origen del consumo de esta yerba se remonta a la cultura de la etnia guaraní, anterior a la colonización española. Las hojas de mate eran utilizadas no solo como bebida, sino que también eran objeto de culto y ritual. Incluso, en ocasiones se usaba como moneda de cambio con otros pueblos.

Para el pueblo guaraní, el árbol de mate era el árbol por excelencia y, era considerado un regalo de los Dioses. Los conquistadores adquirieron del pueblo guaraní tanto los usos del mate como sus virtudes, haciendo que su consumo se difundiera por una gran parte del territorio.

Antiguamente toda la planta que se utilizaba para el consumo provenía de plantas silvestres en la selva. Pero debido al elevado consumo, los recursos fueron disminuyendo, por lo que se empezó a cultivar este tipo de árbol en plantaciones controladas.

El consumo de mate ha permanecido prácticamente inalterado desde sus orígenes. De echo cada vez está más arraigado en el sur de América Latina y se extiende rápidamente a lugares más alejados, como por ejemplo Europa.

 

¿Qué te parece un mate acompañado de un trozo de pastel esponjoso de limón o un crep de cacao con fruta caramelizada para desayunar o merendar?

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *