Blog
Los mejores postres de Semana Santa

Los mejores postres de Semana Santa

Nomen      10/03/2021

Si eres de los que siguen las tradiciones culinarias al pie de la letra en las diferentes épocas del año, desde San Valentín a San Juan, sabrás que durante la Semana Santa hay algunos postres y dulces que no pueden faltar en tu mesa. Y si eres de los que no se dejan mandar por el calendario, ni en la cocina ni en el estómago, no pasa nada. Porque las recetas que proponemos hoy son tan buenas que querrás hacerlas, ¡y comerlas!

3 postres que no pueden faltar en Semana Santa

Buñuelos de Cuaresma, torrijas tradicionales con azúcar y yemas de Santa Teresa. 3 dulces de origen humilde, económicos y muy fáciles de hacer, con los que volverás a ser un niño gracias al viaje de los sabores. De cada uno, te damos la receta básica y alguna variación con otros ingredientes. Pero, como siempre, en tu cocina mandas tú, así que no te cortes y si se te ocurre alguna otra opción, o quieres añadir un ingrediente distinto, o sustituir uno por otro… ¡adelante!

Receta de buñuelos de Cuaresma

Número de comensales: 6 personas
Tiempo de elaboración: 45 minutos

Ingredientes para los buñuelos de Cuaresma:

  • 80 gr de harina
  • 150 ml de leche
  • 30 gr de mantequilla
  • 15 gr de azúcar
  • la piel rallada de 1 limón
  • 1 cucharada de licor de anís
  • 1 huevo
  • una pizca de sal
  • aceite para freír
  • azúcar para rebozar

Elaboración de los buñuelos de Cuaresma:

  1. Pon la leche a calentar en un cazo junto con la mantequilla, el azúcar, el anís, la ralladura de limón y una pizca de sal. Espera a que dé el primer hervor y retira el cazo del fuego.
  2. Añade la harina de una sola vez y remueve con una espátula o unas varillas hasta que se haya integrado por completo en la masa. Déjala enfriar (puedes llevarla al frigorífico e incluso al congelador si quieres acelerar el proceso).
  3. Agrega el huevo y amasa hasta que se haya integrado también. Calienta abundante aceite en una sartén.
  4. Ve cogiendo porciones de masa con una cuchara y fríelas en el aceite, por tandas, hasta que estén doradas por todos los lados.
  5. Prepara un plato hondo con azúcar y, cuando vayas retirando los buñuelos de la sartén, rebózalos en este azúcar (es importante que estén aún calientes al rebozarlos, para que el azúcar se adhiera a ellos).

Variaciones de esta receta

¿Y si cambias la corteza de limón por corteza de naranja? También puedes sustituir el licor de anís por un vino dulce, tipo moscatel u otro licor, como ratafia. Y espolvorear los buñuelos con cacao en polvo antes de servirlos o bañarlos con una salsa de chocolate (hecha con chocolate deshecho mezclado con mantequilla).

Torrijas con azúcar

Receta de torrijas con azúcar

Número de comensales: 6 personas
Tiempo de elaboración: 1 hora

Ingredientes para las torrijas con azúcar:

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 1 l de leche
  • 1 rama de canela
  • la piel de 1 limón
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 3 huevos
  • aceite para freír
  • azúcar para rebozar

Elaboración de las torrijas con azúcar:

  1. Corta el pan en rodajas de 1,5 o 2 cm de grosor. Bate los huevos en un plato hondo.
  2. Aromatiza la leche llevándola a ebullición con una rama de canela, 4 cucharadas de azúcar y la piel del limón. Cuando empiece a hervir, retira del fuego. Espera a que se temple un poco.
  3. Remoja las rodajas de pan en la leche aromatizada, tiene que quedar bien empapado pero entero.
  4. Calienta abundante aceite en una sartén. Pasa las rebanadas de pan por el huevo batido y fríelas, por tandas, hasta que estén bien doradas por los dos lados.
  5. Retíralas de la sartén y deja que escurran el exceso de aceite sobre un papel de cocina.
  6. Rebózalas, aún calientes, en abundante azúcar y ¡listas!

Variaciones de esta receta

Si quieres preparar unas torrijas con menos azúcar, no le añadas el de la leche y, después de rebozarlas en azúcar, sacúdelas un poco para eliminar un poco. Otra versión de las torrijas consiste en bañarlas con miel (puedes diluirla en un poquito de agua para que sea más fluida) después de freírlas, es decir, sustituir el azúcar por miel. Un punto intermedio sería bañarlas en almíbar, hecho llevando a ebullición 1 parte de azúcar con ½ parte de agua.

Yemas de Santa Teresa

Receta de yemas de Santa Teresa

Número de unidades: 12 piezas
Tiempo de elaboración: 30 minutos

Ingredientes para las yemas de Santa Teresa:

  • 12 yemas de huevo
  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de azúcar glas

Elaboración de las yemas de Santa Teresa:

  1. Prepara un almíbar calentando en un cazo 100 ml de agua con los 200 gr de azúcar. Remueve hasta que el azúcar se haya disuelto y empiece a formar burbujas.
  2. Pon las yemas en un cuenco y bátelas ligeramente. Agrégalas al almíbar, sin dejar de remover (mejor con unas varillas manuales) y espera a que la preparación vaya espesando. Retírala del fuego y déjala enfriar.
  3. Divide la masa en porciones de bocado, tomando como medida una cuchara de postre, por ejemplo.
  4. Rebózalas en el azúcar glas y rectifica su forma con las manos si es necesario (si ya están rebozadas en azúcar no se te pegarán). Espolvoréalas con más azúcar glas y ponlas en cápsulas de papel rizado para bombones.
  5. Resérvalas en la nevera hasta el momento de servirlas. Y no las pongas unas sobre otras, porque podrían deformarse.

Variaciones de esta receta

¿Y si pruebas a añadir 1 cucharada de crema de cacao a la masa? O, en lugar de rebozarlas en azúcar glas, bañarlas con una cobertura de chocolate. Derrítelo en el microondas, baña las yemas en él y cuando se enfríe, habrá formado una capa rígida y crujiente de chocolate sobre el relleno de yema.

Otros postres básicos para todo el año

Piensa en los postres que hacía tu abuela (o tu madre, o tu tía…). Es posible que entre ellos hubiera algún bizcocho, como este de limón, o un flan de huevo con caramelo, o unas rosquillas de anís. Son recetas que no deberían perderse, porque tienen historia tras sus sabores y nos ayudan a recordar quiénes somos y de dónde venimos. Pero si hay un postre de la abuela por excelencia, que además gusta a casi todos y aporta muchísimos nutrientes es el arroz con leche. Cremoso, dulce, con un toque de canela y limón… ¿cómo lo hacían en tu casa? Si puedes, recupera la receta tradicional de tu familia. Y si quieres innovar o probar recetas nuevas, fíjate en estas propuestas: arroz con leche exprés con dulce de leche, arroz con leche de coco y mango y arroz con leche y frutas. ¿Cuál vas a preparar hoy?

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.