Blog
Qué comer cuando no tienes tiempo para cocinar

Qué comer cuando no tienes tiempo para cocinar

Nomen      26/05/2021

¿Te imaginas poder escoger en casa qué vas a comer hoy como si estuvieras en un restaurante? Sería un regalo para los que no tienen mucho tiempo para ponerse a cocinar, ¿verdad?

¿Y si te dijéramos que tampoco es imposible? Pues tendríamos que contarte cuál es el secreto, y eso es lo que vamos a hacer. Te vamos a dar opciones para que comer bien sin dedicarle demasiado tiempo a la cocina sean dos cosas totalmente compatibles.

¿Qué cocinar si no tienes tiempo?

Ensaladas variadas

Aquí se trata de abrir una bolsa de tu lechuga preferida, de las que vienen ya lavadas y listas para consumir, y añadirle los ingredientes que más te gusten, desde hortalizas como tomate, pimiento, zanahoria, pepino… a conservas como espárragos, maíz dulce, pepinillos, aceitunas, anchoas… También puedes añadir tacos de queso o bolas de mozzarella (los venden ya preparados y cortados), palitos de surimi, huevo duro… ¡Lo que quieras! Y si tienes un resto de pollo asado, por ejemplo, trocéalo y añádelo también. Y, por supuesto, un poco de arroz hervido, las ensaladas de arroz son un plato único ideal que siempre apetece cuando comienza a hacer buen tiempo.

Sopas y cremas

En el mercado tienes muy buenas opciones de cremas de verduras, setas y hortalizas ya listas para comer. Es solo abrir la botella o el tetrabrick, calentar y comer. También puedes preparar tu propia sopa rápida, con un caldo envasado y una sémola de arroz, o una sopa con sémola de verduras. No tardarás más de 10 minutos en prepararlas.

Arroces y quinoa

¿Sabías que hay arroces que solo necesitan 5 minutos de cocción? Por ejemplo, el arroz rápido de Nomen, que está precocido y además viene en prácticas bolsitas individuales. Y si 5 minutos aún te parece demasiado tiempo, puedes utilizar los vasitos de arroz, que solo necesitan 1 minuto de microondas para poder comerlos. Tienes muchas variedades: arroz redondo, arroz basmati, arroz integral, arroz integral con verduras y semillas y arroz integral con quinoa. Puedes aliñarlos con un poco de aceite de oliva y sal, añadirles una salsa de tomate o de quesos… y ya tienes un entrante o una cena perfecta. ¡Y súper rápida!

Risottos y fideuá

En serio, puedes preparar un risotto o una fideuá en solo 15 minutos. ¿Cómo? Con los risottos y fideuás de Nomen a la carta. Alta cocina mediterránea en un abrir y cerrar de ojos, sin preparaciones previas y sin casi ensuciar la cocina (que limpiar también te roba tiempo). Disfrutarás como si estuvieras en el mejor restaurante italiano y no te van a cobrar.

Cous cous

El cous cous es un ingrediente muy versátil que te puede sacar de un apuro a la hora de preparar la comida. Solo necesita 5 minutos de hidratación, en agua o en caldo hirviendo, y lo puedes acompañar con verduras salteadas (hazlas mientras se cuece el cous cous) pero también crudas (cebolla, zanahoria, calabacín…). Añádele unos frutos secos, y tómalo como entrante o como acompañamiento para una carne o un pescado a la plancha.

Recetas fáciles y sanas

Carnes y pescados

¿Qué se tarda en preparar unos filetes de pollo a la plancha? Nada y menos. Lo mismo que hacer un pescado a la plancha o a la parrilla. Y si tienes una plancha eléctrica de esas que se pueden llevar a la mesa, puedes ir cocinándolos mientras te comes el primer plato. Más rápido, imposible. Opciones tienes muchas: lomo de cerdo, pollo, ternera, salchichas, pinchos, cordero, todo tipo de pescados como salmón, lubina, dorada, rape, atún, emperador…

Huevos y tortillas

Una buena tortilla a la francesa es una cena perfecta y se prepara en un santiamén. Que no se te da muy bien darle la forma, pues haz un revoltillo. Puedes enriquecerla con quesos, jamón cocido o jamón curado, atún, sobrasada, pimiento asado… La lista es larga, solo tienen que ser ingredientes que no necesiten ninguna cocción previa, para no sumar minutos de preparación. Si lo que te apetece es una tortilla de patata, prueba a hacerla con patatas chips (déjalas unos minutos en el huevo batido para que se rehidraten un poco) y también puedes añadirle un poco de cebolla frita.

Bocadillos y sándwiches

Abres el pan, rellenas con ingredientes y ¡a comer! Es verdad que no puedes abusar de este tipo de comidas o cenas, pero para salir del paso un día son una buena solución. Además, también hay bocadillos saludables: no solo de embutidos vive el hombre. Puedes ponerles hojas de lechuga, tomate a rodajas, salmón ahumado, aguacate a láminas, un resto de pollo o ternera desmigado…

¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.