Blog
5 recetas veganas para sustituir los lácteos de tu alimentación

5 recetas veganas para sustituir los lácteos de tu alimentación

Nomen      13/01/2020

Son muchas las recetas donde se utilizan los lácteos para preparar salsas, cremas, pasteles, dulces… En este artículo te proponemos 5 recetas veganas, ricas y apetitosas para sustituir los lácteos de tu alimentación.

Recetas sin lácteos

¡Prepárate para deleitarte con estas 5 recetas veganas, te van a sorprender!

1. Bechamel vegana con bebida de arroz

La bechamel es una salsa que se utiliza para acompañar verduras (brócoli, coliflor…), para preparar croquetas (son la base de éstas, y se combinan con cebolla, setas, verduras…), así como para hacer lasañas o canelones.

Para hacer una bechamel vegana debes calentar 30 ml de aceite de oliva (o margarina vegetal), seguidamente añadir 30 g de harina y cocerla durante unos minutos a fuego suave.

Finalmente añade lentamente 500 ml de Bebida de arroz caliente. Ve removiendo con ayuda de unas varillas hasta que se forme la bechamel (debe tener una textura espesa). Condimenta con sal, pimienta y con un toque de nuez moscada.

Truco: para conseguir una bechamel perfecta cocina bien la harina durante un mínimo de 5 minutos, sino tendrá un ligero sabor a harina cruda.

2.     Arroz con “no leche” vegano

Este clásico de la repostería tan delicioso también puede prepararse en su versión vegetal.

Remoja 200 g de Arroz especial tus recetas más dulces en agua durante 30 minutos. Seguidamente escúrrelo.

Calienta 1 litro de Bebida de avena o de arroz junto con 150 g de azúcar, una rama de canela, un trocito de cáscara de limón y un trocito de cáscara de lima. Cuando la bebida de avena rompa el hervor, añade el arroz, baja el fuego y cocina durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Deja enfriar el arroz y sírvelo con un poco de canela molida y ralladura de lima por encima.

Truco: para conseguir un buen resultado utiliza la cáscara de limón y lima sin la parte blanca, ya que esta puede dar un sabor amargo a la receta.

3.     Masa de crêpes sin leche, huevo ni mantequilla

¡Nunca fallan, tanto en su versión dulce como salada!

Con la ayuda de una batidora tritura 125 g de harina junto con 250 ml de Bebida de arroz, 25 ml de aceite de oliva y una pizca de sal. Deja reposar la masa un mínimo de 1 hora en la nevera.

Saca la masa de la nevera y mézclala un poco antes de empezar con las crêpes.

En un sartén pon un poco de aceite de oliva y con un papel esparce bien el aceite por toda la sartén. Seguidamente pon un poco de la masa y deja que se haga bien. Dale la vuelta y cocina por el otro lado. Ve repitiendo la operación hasta terminar con toda la masa.

Combina las crêpes con verduras, frutas, chocolate o con humus o patés vegetales.

Truco: puedes congelar las crêpes una vez hechas en pequeños paquetes. El día que quieras comerlas sácalas un par de horas antes, se descongelan con rapidez.

4.     Puré de patata cremoso sin leche

El puré de patata es una guarnición excelente para acompañar con tofu, salteados de verduras y con temphé.

Para prepararlo chafa con un tenedor 500 g de patata cocida sin piel. A continuación, mezcla la patata chafada junto con 4 cucharadas de aceite de oliva suave y 100 ml de Bebida de avena. Calienta en un cazo y remueve hasta que quede todo integrado. Salpimienta al gusto y ¡listo para consumir!

Puedes preparar el puré chafando mucho la patata o bien dejándola con algunos trocitos, queda también muy rica.

Truco: puedes preparar un puré con boniato en lugar de patata de la misma manera, ¡queda delicioso!

5.     Crema de “queso” vegana con anacardos

El queso es un lácteo ampliamente consumido, y a veces puede ser complicado sustituirlo. Con esta crema de sabor intenso, podrás untar unas tostadas o dipear sin echar de menos tu queso preferido.

Para hacerla, debes remojar una taza de anacardos crudos en agua, en la nevera, toda la noche. Al día siguiente, escurre los anacardos y pásalos al vaso de la batidora. Añade 3 cucharadas soperas de levadura nutricional, media cucharada de vinagre de manzana, 6 cucharadas de agua y 1 cucharada de zumo de limón. Condimenta con sal, ajo y cebolla en polvo, y opcionalmente, una pizca de cúrcuma si quieres que la crema sea de color amarillo.

Bate bien hasta obtener una textura cremosa, perfecta para untar.

Truco: si quieres que tenga un color amarillo, como algunos quesos, puedes añadir una pizca de cúrcuma a la batidora.

Transformar recetas en opciones veganas

Como has visto en estas recetas veganas, puedes sustituir los lácteos por otras opciones, como por ejemplo las bebidas vegetales, y conseguir resultados fabulosos. Si quieres aprender un poco más sobre las bebidas vegetales lee este artículo y resuelve todas tus dudas.

Las recetas 100% vegetales son una fantástica opción para disminuir el aporte de proteína animal en nuestra alimentación. ¡Anímate a incluir estas recetas veganas en tus menús!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *